Diario Judío México - Un ex-ministro israelí convertido en espía para fue condenado el martes a 11 años de prisión como parte de un acuerdo negociado con los fiscales.

La sentencia fue dictada por el Tribunal de Distrito de Jerusalem, que había aprobado el acuerdo que sentenció Gonen Segev, condenado por delitos graves de espionaje y dar información a un enemigo.

Segev fue declarado culpable de reunirse repetidamente con funcionarios de la inteligencia iraní en los últimos seis años y proporcionarles información.

El cargo más serio de ayudar al enemigo en tiempo de guerra, incluida en la acusación original, fue eliminada como parte del acuerdo, y Segev confesó haber reducido los delitos relacionados con la seguridad.

Segev fue arrestado en mayo del año pasado y deportado de Guinea Ecuatorial a . Había estado viviendo en Nigeria desde que fue liberado de una prisión israelí por narcotráfico en 2007.

Fue procesado en una corte de Jerusalem en junio. En julio, los fiscales dieron a conocer la totalidad de la acusación, aunque se redactaron muchos detalles de los cargos en su contra.

Posteriormente se otorgó el permiso para publicar el hecho de que se habían presentado cargos graves contra Segev. Entonces se supo que había tratado de reunirse con veteranos de la institución de defensa israelí, expertos en campos como la seguridad y la infraestructura, y atraerlos para hacer negocios en Nigeria.

Según los informes de los medios, en coordinación con los iraníes, supuestamente les ofreció la oportunidad de reunirse con personas estrechamente relacionadas con las autoridades nigerianas, que de hecho eran personas de .

Los israelíes que sospecharon algo extraño informaron su incomodidad a los servicios de seguridad israelíes y, por lo tanto, comenzaron a investigar lo que llevó a la detención de Segev.

FuenteNoticias de Israel
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEntrevista a Sofia Semán
Artículo siguienteGrupo Sefarad se presentará en el auditorio “Rubén y Bertha Goldberg”