Diario Judío México - En , la primavera está en su apogeo y es un mes donde todo el pueblo judío sale a disfrutar y compartir la hermosa naturaleza del país, que luce un verde constante gracias a las abundantes lluvias del pasado invierno.

Gracias a la ayuda de amigos de Migdal Ohr en América Latina, hemos logrado que las niñas de la primaria “Orot Vaemek” perteneciente a la Fundación Migdal Ohr, paseen en la reserva natural “Nahal Taninim”, ubicada en la zona de Ramot Menashe en el Monte Carmiel.

En la visita, las niñas disfrutaron por primera vez de una salida educativa-ecológica que si n la ayuda de nuestros amigos en todo el mundo no hubiésemos podido realizar. Las alumnas recorrieron la reserva, observaron el sistema ecológico de la zona, vieron los hermosos paisajes verdes llenos de flores silvestres, aprendieron sobre la vegetación de la región y sobre la fascinante historia del lugar.

Como dijo nuestra alumna Tamar R. “no hay más que decir… realmente tenemos un país maravilloso”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorJuegos Macabeos, diplomáticos y filántropos
Artículo siguienteDescanse en paz el Sr. Samuel Rovero Rozanes Z”L
El solo acto de ayudar al prójimo, de escucharlo, de comprender sus penas y aflicciones, aunque sepamos que nuestra acción tenga pocas posibiildades de ser exitosa, es un trabajo largo y complejo, pero que al fin y al cabo nos llena de satisfacción y brinda la posibildad de ver milagros aqui y ahora.