Diario Judío México -

El presidente estadounidense, Barack Obama, se entrevista con su colega palestino, Mahmud Abbas, y con el primer ministro, Salam Fayyad, en la segunda jornada de una gira por la región que comenzó en .

Las medidas de seguridad en la capital administrativa de Cisjordania, sede del gobierno de la Autoridad Palestina (AP), eran hoy notorias, con agentes de la policía paramilitar desplegados por las principales calles.

En la Mukata o sede de la Gobernación, donde se celebra la reunión desde las 11.00 horas, la aglomeración de periodistas comenzó poco después del amanecer por las estrictas medidas de seguridad del servicio secreto estadounidense, lo que sin embargo no evitó el caos organizativo en las acreditaciones.

El camino de Jerusalén a Ramallah, separadas por apenas 15 kilómetros, es mantenido en la máxima reserva como medida de precaución.

En un principio se informó de que lo haría abordo de uno de los helicópteros que la Casa Blanca ha traído desde Washington, aunque algunos comentaristas afirman que es improbable por el riesgo que supone y que el servicio secreto ha establecido rutas alternativas por tierra.

El proceso de paz en Oriente Medio será el tema crucial de la entrevista entre ambos mandatarios, después de que hace unos meses los palestinos obtuvieran de la Asamblea General el estatus no miembro a pesar de la oposición de Obama y de contradecir los Acuerdos de Oslo.

El presidente estadounidense confirmó en rueda de prensa con el primer ministro, Biniamín Netanyahu, que ha venido a “escuchar” porque busca ahora las vías para reactivar las negociaciones.

Aunque por las principales calles alrededor de la Mukata no se veían carteles contra Obama, la visita del presidente no despierta gran simpatía entre muchos palestinos, que consideran que no ha cumplido la visión que expuso en el discurso de El Cairo en 2009.

Activistas palestinos levantaron un campamento de protesta en una zona conocida como E-1, una de las más polémicas al este de Jerusalén por la intención israelí de construir viviendas, y le exigieron en grandes pancartas que “devuelva el Premio Nobel de la Paz” que le concedieron ese mismo año.

El campamento, de unas quince tiendas de campaña, fue levantado cerca de otro que, bajo el nombre de Bab El Shams (Puerta del Sol), fue evacuado por el Ejército de Defensa de en enero.

En Hebrón unos veinte activistas palestinos, israelíes e internacionales salieron a la calle Shuhada con caretas de Obama y Martin Luther King, para protestar contra .

Vestidos con camisetas negras en las que se podía leer el lema de “I have a dream”, los activistas deambularon por la calle hasta que los soldados israelíes los obligaron a disolverse y arrestaron a seis de ellos.

También en Gaza la llegada de Obama ha despertado oposición y decenas de personas prendieron fuego a la bandera de EEUU en una protesta frente a las oficinas del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) en la capital de la franja.

“Obama no eres bienvenido en Palestina” y “Eres un visitante indeseado” se leía en algunas de las pancartas que llevaban los manifestantes, que también corearon consignas antiamericanas.

Asimismo, en un acto más simbólico que práctico, un grupo de abogados palestinos demandó a Obama por el “asesinato” del periodista palestino Mazen Dana en Irak, en 2003, por fuego del ejército estadounidense. EFE y Aurora

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLapidarán a joven tunecina que publicó foto con el torso desnudo
Artículo siguienteRoger Noriega, presenta testimonio sobre Hezbollah en Latinoamérica ante el Senado (en Inglés)
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.