Diario Judío México - El profesor musulmán Ednan Aslan de la Universidad de Viena ha presentado un estudio que revela que es frecuente en las guarderías austriacas que padres musulmanes amenacen a los profesores para que enseñen el en los centros.

“Todos los días escuchamos que somos xenófobos, simplemente porque hacemos nuestro trabajo correctamente”, ha explicado uno de los afectados.

Las amenazas no se quedan en insultos o mera palabrería, sino que algunos de los educadores han llegado a recibir amenazas de muerte. A pesar de que la ley no lo permite, estos padres exigen instrucción religiosa para sus hijos.

A lo largo del informe, el profesor expone algunos casos que muestran hasta dónde llegan estas presiones.

“La Sra. A. (una maestra) informa que fue perseguida y amenazada de muerte por un padre en el metro”. Otro padre dijo que “denunciaría al hijo de la Sra. A., el Sr. G, por abuso sexual de su esposa si no se cumplen sus demandas”.

Varios maestros reciben insultos, son perseguidos por la calle o se han tenido que encerrar en un almacén para huir de padres agresivos

En otra guardería un maestro se había encerrado “por miedo a un padre en el almacén”. Sus compañeros consideraron la posibilidad de adquirir un spray de gas lacrimógeno para protegerse.

“Tememos a los padres agresivos, probablemente sean salafistas. Hemos sido insultados y ofendidos hasta el extremo. Todos los días escuchamos que somos xenófobos, solo porque hacemos nuestro trabajo correctamente”, ha explicado otra profesora de una guardería.

También se dan casos en los que en guarderías donde hay una mayoría de niños con raíces turcas, al final la educación se realiza en turco y alumnos de origen checheno aprenden turco en lugar de aprender alemán.

Por eso no es de extrañar que el presidente austriaco Sebastian Kurz acordara con la ultraderecha que los niños deben hablar alemán en para poder entrar en Primaria.

Fuenteactuall.com
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEl voto de la ONU demuestra que Israel no está solo
Artículo siguienteL’organe du régime iranien Kayhan : la guerre au Yémen est entrée dans une nouvelle phase