Durante la presentación del reporte «: Descripción general de los incidentes antisemitas registrados en la Unión Europea 2010-2020«, el director de la Agencia de la Unión Europea para los Derechos Fundamentales, Michael O’Flaherty, advirtió este martes que el ha aumentado durante la , especialmente en línea.

Asimismo, añadió que la falta de datos sobre conductas antisemitas oscurecen el panorama: «El es un problema grave. Pero sin datos, no sabemos qué tan grave es (y) nos impide contrarrestarlo», dijo el funcionario.

Sobre el incremento del fenómeno en Internet, la Agencia explica que se debe, en parte, a la tracción que han tenido distintas teorías de conspiración acusando a la comunidad judía de estar detrás del . «Al comparar los primeros dos meses de 2020 y 2021, aumentaron siete veces las publicaciones antisemitas en cuentas (de redes sociales) en francés y 13 veces en los comentarios antisemitas dentro de canales alemanes», dice una investigación reciente (junio 2021) de la Comisión Europea, citada por la Agencia.

Pocos países de la UE (13) registran efectivamente los incidentes antisemitas (amenazas, insultos, daños a la propiedad, asalto, asesinato y otros delitos de motivación prejuiciosa) dentro de sus fronteras; Hungría y Portugal ni siquiera recopilan datos oficiales al respecto.

Además, no existe una definición homologada de antisemitismo, lo que dificulta la comparación entre naciones.

En 2020 en , la policía registró 2 mil 351 delitos de motivación antisemita. Este es el número más alto registrado entre la década de 2010-2020 y el quinto año consecutivo de aumento para este indicador. Al norte, en , entre 2018 y 2020 los casos de crímenes de odio contra judíos aumentaron de 26 a 79.

En Austria, «la tendencia general de 2010-2020 de delitos antisemitas motivados por el extremismo de derecha (…) está aumentando», y entre 2019 y 2020 pasaron de 30 a 36 a nivel nacional. En Bélgica, según el Centro de Igualdad de Oportunidades y Oposición al Racismo (institución pública), en 2020 se registraron 115 denuncias, cuando la cifra para 2019 fue de 79. En Italia, los incidentes aumentaron de 91 a 101 entre 2019 y 2020.

En contraste, en Francia, el número de ataques y amenazas antisemitas registradas entre 2017 y 2019 aumentó de 311 a 687, pero en 2020 cayó a 339. Por su parte, el Ministerio del Interior de España sólo reportó tres crímenes de odio contra judíos, contra cinco en 2019.