Diario Judío México - Extremistas islamistas quemaron vivos a un pastor y a su familia dentro de la casa pastoral, en un ataque contra una aldea en el estado de Plateau. También destruyeron 95 casas de mismo pueblo.

El pastor cristiano, Adamu Gyang Wurim, su esposa y sus tres hijos fueron asesinados. Los pobladores dicen que los criminales también incendiaron la iglesia donde ejercía como pastor.

Wurim dirigía la Iglesia de Cristo a las Naciones y tenía a su cargo otra congregación en el pueblo de Abonong, en el distrito de Foron. La Agencia nigeriana de noticias informa que el pastor y su familia fueron asesinados mientras estaban refugiados en la casa pastoral, después que los radicales le prendieron fugo al inmueble.

Más de tres personas murieron durante el ataque, según Peter Gyendeng, parlamentario que representa el área en la legislatura estatal. “ha habido ataques en mi circunscripción por Fulani, que mataron a ocho personas, incluyendo un pastor, su esposa y tres hijos, además de una persona muerta en Dorowa. Otros dos están desaparecidos”, dijo Gyendeng.

Isaac Choji, un testigo presencial del ataque, dijo que un gran número de hombres armados rodearon la casa del pastor. Después que quemaron la casa del pastor y otros edificios, Choji dice que los hombres esperaron para asegurarse de que ningún sobreviviente haya escapado de la casa.

Thomas Tsok, Presidente del movimiento juvenil BEROM, dijo que los atacantes estaban armados con machetes y rifles de AK47. Dice que asaltaron el pueblo del pastor alrededor de 20 horas y se fueron. “disparando sus armas”.

La violencia contra el pastor, su familia y su aldea se ha vuelto cada vez más común en Nigeria. Como se informó anteriormente , miles de cristianos han sido asesinados en el último año y muchos otros creyentes han perdido sus iglesias, hogares y seres queridos.