El encuentro se celebró en el Palacio de la Moncloa, sede oficial de la presidencia del Gobierno español.

«El castellano es una lengua compartida por la comunidad sefardí -ladino- y el idioma de unos 70 millones de hispanohablantes en Estados Unidos», recuerdan desde la presidencia del Ejecutivo en un comunicado.

En los últimos años el Gobierno ha intensificado su trabajo para fortalecer los lazos con el mundo judío y ha adaptado e implementado la legislación para otorgar la ciudadanía española a los judíos sefardíes, según la fuente.

Según la legislación española, desde 2015 uno de los criterios para adquirir la nacionalidad es demostrar que se es descendiente de judío sefardí originario de España.

Además, desde el Gobierno recuerdan que cada año, «en España rendimos memoria por el Holocausto -el 27 de enero-, hemos adoptado la definición de antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto y formado en este paradigma a miles de profesores en las escuelas» del país.