Diario Judío México - Creció el número de judíos de Europa y Australia que deciden dejar sus países para irse a vivir a , ya que están cansados e incluso temerosos por la gran cantidad de hechos de que padecen.

A partir de esta semana con la fiesta de Sucot, muchos israelíes tomarse un descanso del trabajo, pero eso no ocurrirá en el negocio de bienes raíces, ya que  los corredores y agentes inmobiliarios reportan desde el fin del Conflicto en la Franja de Gaza un aumento repentino del interés de los judíos que residen en el extranjero, principalmente de Europa y Australia, en las inversiones de bienes raíces en , según informó el diario israelí “Haaretz”.

La tendencia tiene menos que ver con la especulación acerca de hacia dónde se dirigen los precios inmobiliarios en , dicen los profesionales del sector, y más con la creciente sensación de inseguridad y malestar que sufren los judíos en sus países de origen por el aumento en los incidentes antisemitas a partir de la guerra.

Para muchos judíos de la diáspora que tradicionalmente pasaban sus vacaciones en en esta época del año, la próxima festividad de Sucot es por lo tanto probable que sea la oportunidad de encontrar un nuevo hogar.

“El teléfono aquí no ha dejado de sonar desde el final del verano. Muchas de las llamadas que recibimos de Inglaterra dicen que simplemente no tienen un futuro más allí,” destacó Rebecca Wolman, una consultora de propiedades especializada en habla inglesa.

Wolman estima que el número de consultas que ha recibido de los compradores británicos desde el final de la guerra se ha incrementado en un “200 por ciento” en comparación con el mismo período del año pasado.

La mayor parte de estas consultas vienen de judíos londinenses interesados en comprar una segunda casa.

“Lo que algunos de ellos están diciendo es que si estaban pensando en aliá antes, ahora estan convencidos, y deciden hacer lo antes posible”, recalcó. Wolman.

“La mayoría de ellos proceden de Londres, por lo que es más fácil para ellos para hacer la transición a otro gran lugar cosmopolita”, dice ella.

Ya 14 años en el campo, Wolman describe la reciente alza en los intereses en bienes raíces israelí como “única” en su ámbito de aplicación.

Un agente de bienes raíces dice que la mayoría está buscando para comprar una segunda casa, ya que consideran que sus opciones después de un aumento en el debido a la reciente guerra de Gaza.

Bernard Raskin, ex sudafricana que dirige la oficina RE MAX en , ha observado una tendencia similar en el último mes  sobre todo entre los judíos franceses, británicos, alemanes e italianos.

Basándose en sus observaciones, los compradores de hoy en día son diferentes de los que en el pasado. “Antes compraban ‘por si acaso’, ahora, que están comprando con la intención de entrar en la aliá. No hay más es “por si acaso”, destacó.

Raskin dice que la mayoría de sus compradores son relativamente ricos y en el mercado de los apartamentos en el rondan entre 500 mil y 800 mil dólares.
Sus lugares preferidos, dice, son Jerusalén, Tel Aviv, Netanya y Bat Yam.