Diario Judío México - En enero y febrero de este año, el Festival Internacional de Judío en celebró su 14ª edición, exhibiendo su Selección Oficial en las salas de Cinépolis de 5 estados de la República. Ahora, del primero de septiembre al 29 de octubre, es el turno de la 8º Muestra Universitaria del Festival. Más de 20 instituciones universitarias participan en esta muestra, entre las que se encuentran el Instituto Politécnico Nacional, la Universidad Iberoamericana, el Tecnológico de Monterrey, la ENAH, el ITAM, la Universidad Anáhuac y, por supuesto, la Universidad Hebraica.

La participación de la Universidad Hebraica en la muestra quedó inaugurada el martes 5 de septiembre. Allí se dieron cita el Dr. Yehuda Bar-Shalom, Rector de la Universidad; el Dr. Daniel Fainstein, Decano de Estudios Judaicos, e Isidoro Hamui, Director Ejecutivo del Festival.

Durante el evento, nuestro Rector recordó que obtuvo su Licenciatura en Cinematografía, y que después tomo su camino especializándose en el área de Educación. Afirmó que está convencido de que el puede cambiar vidas y dar ideas para encontrar soluciones a nuestros problemas; además de que es una forma de encontrar y observar identidades. En una frase, para el Dr. Yehuda Bar-Shalom, el es una herramienta fundamental para la Educación.

Enseguida, el Dr. Daniel Fainstein agregó que la Universidad Hebraica está feliz de recibir al Festival, que es una excelente forma de difundir la cultura judía en nuestro país. Añadió que el evento es más importante todavía en tanto que el tiene un papel central en nuestras vidas. Aplaudió que las películas de la muestra sean de actualidad.

Finalmente, Isidoro Hamui presentó la película que inauguraría la muestra en la Universidad Hebraica: se trata de El ingrediente secreto, una comedia inglesa que aborda, como todas las películas de la Selección Oficial, temas universales y llenos de actualidad: narcotráfico, religión y migración. Hamui enfatizó que es un acierto que la primera película fuera una comedia, puesto que este género, al tener más aceptación, amplía los horizontes de sus espectadores. Posteriormente habló sobre el Festival: explicó que las películas pasan por filtros muy estrictos para conformar la selección oficial, que se exhibe en las salas de Cinépolis; luego pasan por el Club y, finalmente, llegan a la Muestra Universitaria, que es la etapa en que más gente crítica ve los filmes. En todo este proceso, el Festival llega a 30 mil personas, 70% de las cuales es público no judío. Isidoro abundó en que el Festival está interesado en promover valores de respeto y tolerancia, y en difundir la cultura judía en , país con una enorme diversidad cultural.

La participación de nuestra universidad en este Festival obedece al deber irrenunciable de promover espacios para la reflexión académica y de difundir la cultura judaica, tan importante en nuestro mundo. Así, tanto la UH como el FICJM alinean sus ejes con esta muestra: ambas organizaciones motivan sus acciones en torno al concepto de Tikún Olam, hacer de este mundo un lugar mejor.

Te invitamos a conocer más sobre la Universidad Hebraica: http://uhebraica.edu.mx/

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorLa Casa WIZO Tiene Brajá
Artículo siguientePublicidad gratuita aunque nos cueste la vida