Diario Judío México - La presidenta , Cristina Kirchner, reveló este sábado que recibió amenazas de parte de la organización Estado Islámico, las que atribuyó a su “amistad con el ”, en declaraciones en Roma, reproducidas en la página web de Presidencia.

“Días atrás dos comisarios, uno de la Policía Federal y otro de la (policía) Bonaerense realizaron una denuncia por amenazas contra mi persona”, dijo la presidenta.

Agregó que “la denuncia realizada (ante la Justicia) por los dos comisarios fue a raíz de que habían aparecido amenazas del Estado Islámico contra mí persona, por la amistad con el y por la posición (a favor) de la existencia de los dos Estados: del Estado de Palestina y del Estado de ”.

El tema fue derivado al ministerio de Seguidad y la secretaría de Inteligencia del Estado, dijo.

Kirchner hizo la revelación en Roma, tras un almuerzo privado con el Papa Fransico en Santa Marta, al ser consultada sobre si durante el encuentro habían comentado las amenazas recibidas por el Sumo Pontífice.

La presidenta minimizó el hecho y dijo que si fuera por las amenazas “debería vivir abajo de una cama, como el Papa también”.

Dijo que durante el encuentro hablaron del tema con el Papa, y comentaron el hecho de que “a veces cuando no somos políticamente correctos y defendemos cosas que molestan a algunos, no sabés si (las amenazas) pueden ser ciertas o si son de algunos actores para imputárselas a otros”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLas palabras sagradas y la miel
Artículo siguienteDisfrutando de Mérida
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.