Si bien la numerosa colectividad judía argentina vive sin temor, existe el riesgo de un nuevo atentado terrorista antisemita, declaró hoy José Hercman, titular de su mayor organización.

Hercman, nuevo presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas de la Argentina (DAIA), se refería a los ataques con coches bombas que demolieron la embajada de Israel en marzo de 1992 y el edificio de la organización comunitaria el 18 de julio de 1994. En ambos murieron unas 120 personas y más de 400 sufrieron heridas.

En diálogo con la prensa, Hercman dijo que “tenemos en todas las instituciones de la comunidad esos parantes de hormigón o de hierro que demuestran una situación anómala. A nosotros nos resulta tremendamente desagradable que nuestros niños vayan a una escuela señalada de esa manera”.

Todas las escuelas y organismos de la colectividad judía están protegidos por parantes de hormigón y custodiados día y noche por policías.

“No es una muestra de que estemos viviendo con temor, pero no cabe duda de que no los podemos sacar porque en el análisis surge el riesgo de un nuevo atentado y tenemos que privilegiar la vida por encima del hecho de que no nos gusta estar autodiscriminados de esa manera”, añadió.

La comunidad judía se ha mostrado disconforme con la forma en que la justicia investigó los atentados contra la embajada israelí y la . En el primer caso nadie fue nunca detenido. En el segundo hay algunos procesados, pero no por el atentado propiamente dicho, sino por la comercialización del vehículo robado usado como coche bomba.

Un ciudadano brasileño, Wilson Dos Santos, llegó extraditado a pedido de la justicia argentina, presuntamente por tener información sobre el atentado contra la AMIA. Pero una vez aquí se desdijo y no proporcionó nuevos datos.

El titular de la DAIA dijo hoy que “sería bueno, aunque sea a través del pago de una recompensa, que se convenza a Dos Santos a que dé información que abra el panorama y permita seguir adelante en la investigación”.

FuenteLa nación

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl fallido exterminio de los judíos búlgaros
Artículo siguienteLos fondos para la recuperación de Gaza