El primer ministro israelí, Naftali Bennett, entabló hoy martes su primera conversación telefónica con el nuevo canciller alemán, Olaf Scholz, a quien invitó a visitar Israel, informó la oficina de Bennett.

La conversación se produjo cinco días después de que Scholz prestó juramento como nuevo canciller de y mientras busca persuadir a las potencias mundiales para que suspendan sus conversaciones nucleares con Irán.

“Bennett dio las gracias a Scholz por su compromiso con y su seguridad”, dijo el comunicado, y añadió que también discutieron la importancia de evitar que Irán obtenga armas nucleares.

Los dos líderes elogiaron “las profundas relaciones entre y Alemania” y acordaron “continuar la fructífera cooperación entre los dos países en una amplia gama de áreas económica, diplomática y de seguridad”.