Diario Judío México - Puede resultar difícil de creer, pero existen casos de fortunas abandonadas en bancos suizos, como si fueran un billete suelto olvidado debajo del sofá.

La banca suiza ha puesto a disposición del público los nombres de los titulares de cuentas inactivas por varias décadas en ese país, con la esperanza de que alguien reclame los US$44 millones que han sido dejados ahí.

Más de 2.600 nombres han sido publicados en el sitio web dormantaccounts.ch.

Una mirada somera a la lista revela que las nacionalidades atribuidas a los titulares de esa cuenta abarcan múltiples continentes.
Incluyen iraníes, argentinos, estadounidenses, y por supuesto, suizos.

Mientras que en las últimas direcciones conocidas de los dueños de las cuentas aparecen registros de México, Brasil, Colombia y , entre muchos otros.

Direcciones que no han sido actualizadas, ni se ha tenido contacto alguno con los clientes, en más de seis décadas.

Más de 60 años

Nuevas regulaciones bancarias en ese país ordenan que si una cuenta con más de 500 francos suizos (equivalentes a US$505) ha estado inactiva por 60 años, la propiedad de los fondos se revierte al Estado.

También hay cerca de 80 cajillas de seguridad acumulando polvo desde 1955.

La fecha final para reclamar este dinero es un año después de la publicación del nombre del titular de la cuenta.

“Al publicar esta información, los bancos están haciendo un último intento de reestablecer contacto con el cliente”, aseguró Claude-Alain Margelisch, jefe de la Asociación Bancaria Suiza.

Margelisch añadió que las nuevas reglas, que entraron en vigencia en enero, también contribuyen a la claridad legal sobre esos activos.

La asociación bancaria advirtió, sin embargo, que podría cobrar sus costos a reclamantes que hagan peticiones claramente infundadas sobre esos dineros.

Confidencialidad

Muchos podrían sorprenderse por la publicación en internet de nombres de clientes de bancos suizos, conocidos por la estrictas leyes de confidencialidad que regulan la relación con sus clientes.

Sin embargo, como asegura el sitio swissbanking.org, “la decisión de publicar cierta información de los clientes fue tomada por la legislatura y en ese aspecto representa un levantamiento de la confidencialidad entre el banco y el cliente”.

El sitio asegura que solo aplica a situaciones donde no ha habido contacto con el cliente por 60 años.

“La publicación de esa información está en el interés del cliente, ya que individuos autorizados reciben así una última oportunidad de encontrar sus activos antes que el dinero sea transferido al gobierno suizo”, asegura el sitio.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorFuncionario turco confirma el avance en conversaciones con Israel y pronto reestablecimiento de relaciones
Artículo siguienteUna competencia iraní ofrece un premio de $50.000 a la mejor caricatura sobre el Holocausto
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.