Diario Judío México - La guanajuatense Vanessa Ponce de León de 26 años, obtuvo la primera corona para en la edición 68 de , celebrada este fin de semana;  ella es Licenciada en Comercio Internacional, y tiene un diplomado en Derechos Humanos, además de que es aficionada al voleibol y la pintura.

La nueva 2018, es directora de una fundación llamada “Migrantes en Camino”, donde busca ayudar a los hijos de los jornaleros migrantes indígenas que salen de Guerrero a Guanajuato y también brinda asesoría a los padres para que puedan poner en regla sus papeles y tener acceso a servicios educativos y de salud.

La belleza de Vanessa no fue el único factor para obtener este título, ya que los jueces de esta gala “renovaron el código de ética” de este certamen, por lo que su inteligencia y ganas de ayudar a lo demás, sumaron puntos para que lograra coronarse.

“Usaré mi reinado para seguir haciendo lo mismo que hago desde hace tres años, es decir, seguir siendo un ejemplo, porque todos podemos ser un ejemplo. El mundo necesita un cambio y ayudar no es tan difícil”, declaró Vanessa Ponce de León durante su coronación.