El Kolmar Park de es un pequeño espacio verde con un parque infantil en el noroeste de la ciudad de . Lleva el nombre por la calle en la que se encuentra, la cual solamente se estira dos cuadras, y se llama Colmar.

Según el Distrito de Parques de Chicago, aún no está claro por qué los nombres se escriben de una manera diferente. Sin embargo, un grupo de lugareños pretende modificar el nombre otra vez en honor a una poeta alemana judía: Gertrud Kolmar.

Esta escritora murió en Auschwitz, en plena segunda guerra mundial, a manos de los nazis. La difunta no tenía ninguna conexión con la ciudad francesa, y los ciudadanos lo quieren lograr para aumentar la conciencia y la educación sobre el Holocausto.

Merry Marwig creó un comité de cuatro individuos y presentó la idea con cartas de apoyo y una petición al Distrito de Parques del lugar en octubre. Los comisionados de la junta votaron para abrir un período de negociación y comentarios de 45 días un día antes del Día Internacional de Conmemoración de la Shoá.

Nacida en Berlín en 1894, Gertrud Käthe Chodziesner viene de una familia originaria de la ciudad polaca Chodziez. Según el Archivo de Mujeres Judías, también tuvo un primo filósofo y crítico cultural judío-alemán Walter Benjamin.

Con más de 450 poemas y dos novelas cortas escritas, tres colecciones de sus obras se tradujeron al inglés. Estas son «Dark Soliloquy: the Selected Poems of Gertrud Kolmar», «A Jewish Mother from Berlin: A Novel» y «My Gaze Is Turned Inward: Letters 1934–1943».

La víctima fue deportada al campo de exterminio de 1943, pero nunca se supo la fecha exacta de su muerte. La familia de Kolmar y la senadora estatal judía de Illinois Sara Feigenholtz apoyan la campaña para cambiar el nombre del parque.

FuenteAurora

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior6 de febrero de 1897: Nace el fundador del cártel judío “Murder Inc.”
Artículo siguienteRelaciones explosivas y destructivas