Diario Judío México - pidió el miércoles a que cancele su rumoreada actuación en las finales de Eurovision Song Contest en Tel Aviv el 18 de mayo, afirmando que “normaliza la ocupación, el apartheid, la limpieza étnica, el encarcelamiento de niños y la matanza de manifestantes desarmados”.

se ha reservado para presentarse en las finales de la competencia el próximo mes, pero su participación aún no ha sido anunciada oficialmente por los organizadores del evento.

“Me acusan rutinariamente de ser antisemita”, escribió Waters en una carta abierta publicada por The Guardian. “Esa acusación puede ser usada como cortina de humo para desviar la atención y desacreditar a aquellos que sacan a la luz los crímenes de contra la humanidad”.

“Debo señalar que apoyo la lucha por los derechos humanos para todos los pueblos oprimidos en todo el mundo. La religión del opresor no está aquí ni allá”, dijo.

, mejor conocido como un ex miembro de Pink Floyd que concibió la ópera rock “The Wall”, ha sido un apasionado partidario de la llamada causa palestina y ha enfurecido a los israelíes por los llamamientos a un boicot cultural al Estado Judío.

Madonna podría presentarse en Tel Aviv para el festival Eurovisión

También es conocido por acosar públicamente a artistas programados para visitar o actuar allí como parte de una campaña del movimiento BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones), que llama a los músicos a rechazar a como una manera de presionar al Estado Judío para que “cambie su trato a los palestinos”.

En septiembre, unos 140 artistas, entre ellos , convocaron a un boicot del festival Eurovisión.

Habiendo defendido previamente a de las acusaciones de , la Liga Anti-Difamación en 2013 dijo que las “teorías de conspiración antisemita” se han “infiltrado en la totalidad” de las opiniones del ex líder de Pink Floyd.

Casi todos los actos importantes para reservar un espectáculo en han sido presionados por activistas pro palestinos como parte de la campaña BDS. Mientras que algunos, como Lorde, Elvis Costello y Cat Power, han cancelado los conciertos, la mayoría se ha resistido al boicot.

Los defensores de han denunciado la campaña de boicot como hipócrita, diciendo que el país democrático se ha destacado cuando algunos músicos prominentes están dispuestos a tocar en las dictaduras.

Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión