El puede sancionar a un legislador búlgaro que hizo lo que parecía ser un saludo nazi el miércoles.

Angel Dzambazki, del partido nacionalista búlgaro VMRO, parte del grupo euroescéptico ECR, hizo el gesto en un debate del sobre el fallo del Tribunal de Justicia Europeo de que ciertos beneficios presupuestarios de la UE pueden estar condicionados al estado de derecho.

Hungría y Polonia desafiaron el mecanismo del estado de derecho y Dzambazki salió en defensa de esos países en sus comentarios.

“El fallo de hoy del TJUE es una abominación”, tuiteó Djambazki, junto con un video de su discurso. «No hay persona en su sano juicio que piense que Hungría o Polonia no tienen un estado de derecho que funcione. En cambio, lo usan como un látigo contra los Estados-nación, a los que desprecian. ¡Viva por los Estados-nación de Europa!».

Un video diferente muestra a Djambazki saliendo del hemiciclo, como se conoce al plenario del , y levantando su mano derecha de una manera que se asemeja a un saludo nazi.

El gesto provocó un alboroto, con la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, preparándose para iniciar un procedimiento para sancionar a Djambazki por violar una regla que establece que los eurodiputados deben comportarse “basándose en los valores y principios establecidos en los Tratados, y en particular en la Carta de los Derechos Fundamentales. Los diputados respetarán la dignidad del Parlamento y no dañarán su reputación”.

“Un saludo fascista en el es inaceptable para mí, siempre y en todas partes”, tuiteó Metsola. “Me ofende y a todos los demás en Europa. Nosotros defendemos lo contrario. Somos la Casa de la democracia. Ese gesto es del capítulo más oscuro de nuestra historia y hay que dejarlo ahí”.

Manfred Weber, presidente del grupo derechista PPE en el Parlamento Europeo, dijo: «Condenamos esto en los términos más duros posibles. Es lo contrario de lo que representa [el Parlamento Europeo] y pedimos una sanción inmediata».

Dzambazki, sin embargo, dijo que estaba «saludando humildemente a la presidencia» y no haciendo un saludo nazi. En un correo electrónico a los eurodiputados calificó la acusación de «libelo y difamación».

“Cuando confunden un simple saludo con un saludo nazi tienen un verdadero problema de ley de Godwin”, tuiteó. «El hecho que uno no esté de acuerdo con ustedes no significa que sea un nazi. Me disculpo si mi inocente saludo (pensado como una excusa) ha insultado a alguien, pero este es un caso grave de Reductio ad absurdum».

La ley de Godwin dice que cuanto más larga sea una discusión es más probable que haya una comparación con los nazis o Hitler.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa manzana del amor
Artículo siguiente¿Qué hizo al “Tinder Swindler” tratar tan mal a las mujeres?
El mundo judío en español. Noticias de Israel y del mundo judío.