Diario Judío México - Apenas quince minutos después de comenzado el 6 de junio de 1944, un paracaidista norteamericano cayó en el jardín de una casa en Normandía, . Había comenzado el Día D y estaba finalizando la peste parda y el fin del Tercer Reich y sus aliados en Europa. Fue la operación más importante de la . Casi 2.500 soldados aliados quedaron muertos en las playas francesas.

La invasión estaba prevista para el día 5, pero una fuerte tormenta sobre el Canal de la Mancha la hizo postergar 24 horas. El martes 6 de junio de 1944 a las 3.32 de la madrugada hora de Nueva York, del cuartel general del Mando Supremo de las Fuerzas Armadas Aliadas en Europa surgió la voz de un oficial de relaciones públicas, que difundía esta noticia por radio:

“Al mando del general Eisenhower, las fuerzas navales aliadas apoyadas por poderosas fuerzas aéreas han comenzado a desembarcare esta mañana los ejércitos aliados en la costa norte de ”. Ingleses, norteamericanos canadienses, polacos, franceses, hindúes y hasta un batallón de judíos que venían junto con los franceses habían aguardado en el Sur de Inglaterra para penetrar por hasta el corazón de la Alemania nazi. Inglaterra se convirtió en un inmenso campamento militar, en sus puertos estaba anclada la mayor flota d e invasión de todos los tiempos. Se concentraban en el lugar mas de 150.000 hombres, 1.500, tanques, 5.200 embarcaciones diversas, y 12.00 aviones, Estos tenían que transportar tres divisiones a Normandia a efectos de machacar las defensas almenas, cortarle sus rutas de acceso a la región normanda bombardeado sus vías férreas. Una palabra clave publicada en un crucigrama del Dally Telegrpah de Londres fue el aviso para la resistencia francesa confirmando la invasión. La palabra era “Overlord”, el nombre militar de la operación. Los alemanes estaban convencidos que la invasión sería en Calais, el punto más próximo entre las costas de Inglaterra y . Allí concentraron el fuerte de sus fuerzas que eran comandadas por el mariscal Rommel, conocido como el “Zorro del Desierto” y que había sido derrotado por el general Montgomery en el norte de África. A las 23 horas de ese 6 de junio Hitler seguía pensando que el desembarco de Normandia era una trampa aliada a efectos de mover sus tropas para ahí. Los nazis habían caído en la trampa del plan “Bodyguard” un falso esquema de invasión que los agentes aliados habían logrado infiltrar en la inteligencia alemana. En la medianoche del Día D las fuerzas aliadas ocuparon 45 kilómetros y los alemanes aun seguían dudando de la importancia de la operación. Pero numerosos paracaidistas aliados y a causa del fuerte viento cayeron 50 kilómetros fuera de los objetivos, algunos quedaron colgados en los árboles presa fácil de los alemanes y otros murieron en la ciénagas ahogados por el propio peso de la tela del paracaídas. Unos 13.000 soldados aliados habían logrado tomar posiciones en menos de cuatro horas y cuando el sol se alzó sobre la costa francesa comenzó el cañoneo naval. Fue el mayor duelo entre mar y tierra que registró la historia. En alta mar las unidades pasadas comprendían 6 acorazados, los ingleses, Rodney Nelson y Waspite y los norteamericanos Nevada, Texas y Arkansas, los que arrojaban andanadas hacia el interior. Las unidades navales mas pequeñas se iban acercando a la costa y los barreminas pudieron limpiar las aguas y señalizar los canales con boya para las unidades de desembarco. El 7 de junio de 1944 el comando alemán reconoció que era la autentica invasión, la que continuó con un ritmo frenético desembarcando en diez días casi un millón de hombres y 500,00 toneladas de materiales bélicos

Hitler en represalia ordena el 12 de junio bombardear con la fuerza aérea Londres con los temibles cohetes V 1,

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorMachado: I have been sentenced by the venezuelan gov’t without any evidence
Artículo siguienteMazl Tov! Felicitamos a Team Power por la Primera generación de Coaches invidentes en el mundo
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.