Diario Judío México - El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, anunció ayer su salida del Partido Laborista, que él dirigía, para crear una nueva organización “centrista, sionista y democrática”. De esta forma permanece en el gobierno de coalición del primer ministro .

La sorpresiva maniobra, destinada a impedir una reunión de las instancias dirigentes del partido, que amenazaban con dejar el gobierno debido a la falta de avances en las negociaciones con los palestinos, provocó inmediatamente la dimisión de tres ministros laboristas que rechazaron seguir a Barak.

Por su parte, Netanyahu, hablando en una reunión de su partido, el Likud, se declaró optimista. “Hoy el gobierno resultó muy fortalecido, tanto en su gobernancia como en su estabilidad”, dijo.

También el premier conservador rechazó los llamados a una modificación de su alianza, que va de los laboristas (centroizquierda) a la extrema derecha, para favorecer las conversaciones de paz, cuestionadas por la presencia de ministros contrarios a compromisos territoriales con los palestinos.

Netanyahu había imputado a algunos dirigentes laboristas el fracaso de las negociaciones con los palestinos. La dirigente del opositor partido Kadima (de centro), Tzipi Livni, criticó al jefe de Estado. “Este gobierno no tiene más legitimidad y sólo sobrevive gracias a bajas maniobras políticas”. Y agregó: “Frente al oportunismo político, la única solución son las elecciones y el Kadima reitera su llamado a elecciones anticipadas”.

Barak justificó su iniciativa denunciando “el deslizamiento a izquierda, aún más a la izquierda” del Partido Laborista, que dirigía desde 2007.Su nuevo partido, Hatzmahut (Independencia), comprende además de a Barak, a cuatro parlamentarios laboristas, entre ellos Shalom Simhon, que conserva la cartera de Agricultura, es decir 5 de los 13 escaños (de 120) que controlaba el grupo laborista. Los tres ministros laboristas restantes anunciaron su dimisión, una primicia desde la formación del gobierno de Netanyahu en marzo de 2009.

Desde hace meses, numerosos dirigentes del hasta ayer partido de Barak estimaban que había que fijar un ultimátum a Netanyahu para reiniciar las negociaciones de paz. Posición a la que se oponía el titular de Defensa, determinado a mantenerse a todo precio en el gobierno.

Según la radio pública, los laboristas deberían reunir sus instancias dirigentes en febrero o marzo para anunciar su salida del gobierno a falta de un reinicio del proceso de paz. Debilitados por su peor derrota electoral en las legislativas de 2009, según los sondeos, los laboristas deberían obtener unos 5 escaños en caso de nuevas elecciones.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.