Las Embajadas de  y , en conjunto con la organización Keren Kayemet Leisrael (KKL), se sumaron al Reto Verde que impulsa el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), para revegetar la capital.

Con la donación de 66 árboles de pino, fresno y aile, se reforestó la zona conocida como jardín de Las Campanas, del Bosque de San Juan de Aragón. Para las embajadas de y de esta actividad tiene gran significado porque refleja el fortalecimiento de la relación y cooperación con México, tras el restablecimiento de las Relaciones Bilaterales en materia de medio ambiente, un tema de interés y de suma importancia para dichas naciones.

La doctora Marina Robles García, titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) capitalina, resaltó la importancia de esta donación ya que contribuirá a tener más espacios públicos con naturaleza y disminuir los efectos del cambio climático que se viven a nivel mundial.

“Estamos buscando que en el norte y en el oriente de la ciudad haya cada vez más áreas verdes. En este bosque expresamos mucho de este propósito porque éste, así como el Bosque de Chapultepec y el Parque Cuitláhuac son espacios que estamos trabajando en la zona del oriente, en la alcaldía Iztapalapa. Creemos que se convertirán en otros de los dos grandes espacios verdes que van a brindar beneficios ambientales a la ciudad y también beneficios sociales porque son espacios de esparcimiento que nos van a permitir ofrecer una ciudad distinta a la gente que vivimos acá, pero también a los que vienen a visitarnos”, detalló.

Mencionó que como parte del programa Sembrando Parques, una iniciativa creada por el Gobierno de la Ciudad de México, cuyo objetivo es rehabilitar 16 parques y espacios públicos, -uno de ellos el Bosque de San Juan de Aragón-, así como ampliar y mejorar la superficie de áreas verdes por habitante, se ha logrado que la calidad ambiental que ahora tiene el bosque haya triplicado el número de aves que lo visitan.

“Viven acá más de 180 especies de aves que se pueden observar, gozar en sus vuelos, principalmente en los lagos y humedales. Esto también tiene que ver con la calidad del agua que hay ahora en los lagos del Bosque de Aragón, por formas de tratamiento, que son soluciones inspiradas en la naturaleza y que durante mucho tiempo dejamos de ver, estamos recuperando ese conocimiento, esa inspiración de las soluciones que la naturaleza nos da”, agregó.

Robles García recordó que el Gobierno de la Ciudad de México ha realizado esfuerzos para recuperar espacios públicos con naturaleza, uno de ellos es la creación de 13 jardines para polinizadores en el Bosque de San Juan de Aragón, diseñados para atraer a fauna silvestre como abejas, colibríes y mariposas. Más del 80 por ciento de los recursos naturales para vivir dependen de estos polinizadores, de ahí la importancia de seguir reforestando y creando más jardines para estas especies.

Durante 2019 y 2020, en la Ciudad de México se sembraron 10 millones 446 mil 060 árboles, arbustos, herbáceas y cubresuelo en la zona urbana y Suelo de Conservación, como parte del Reto Verde. Este 2021, con la finalidad de incrementar la cubierta vegetal en el Suelo de Conservación, la meta es sembrar 10 millones de plantas durante la actual temporada de lluvias.

Para abonar en la mejora del medio ambiente y en su afán de apoyar proyectos sustentables en México, las Embajadas de y y la organización de la comunidad judía mexicana Keren Kayemet, ya son parte del Reto Verde.

La Embajada de Israel, la Embajada de y KKL se congratulan de poder participar en esta plantación de árboles en el Bosque de San Juan de Aragón, estrechando los lazos de amistad entre Israel, y México. Reconocen la importancia de unirse al Reto Verde para tener más espacios públicos con naturaleza y disminuir los efectos del cambio climático.