Una empresa israelí que dice que es capaz de reducir la cantidad de azúcar en los alimentos sin afectar el sabor anunció el lunes que se había asociado con la principal compañía azucarera de Europa para brindarles a los consumidores acceso al innovador producto.

DouxMatok, un negocio basado en Petah Tikva, afirma que puede reducir el contenido de azúcar hasta en un 40% sin pérdida discernible de sabor. Lo hace asegurando que una mayor cantidad de azúcar llegue a las papilas gustativas, donde se puede disfrutar el sabor.

La empresa israelí firmó un memorando de entendimiento con la alemana Südzucker para comercializar el producto. Las compañías esperan poder producir cantidades comerciales del producto en la segunda mitad de 2019.

Siguiendo el ejemplo de la forma en que se envían los medicamentos a la parte correcta del cuerpo, DouxMatok elabora granos de azúcar para que la mayor parte del sabor llegue a las papilas gustativas, donde se disfruta de la dulzura, en contraste con el azúcar normal, donde el 80% del azúcar va directamente al estómago.

La tecnología de DouxMatok recubre las moléculas de azúcar en un mineral insípido que, según la compañía, asegura que la mayoría del azúcar llegue las papilas gustativas.

Según DouxMatok, los consumidores no pueden distinguir entre el azúcar modificado y el real, diciendo que esto ha sido “probado de forma independiente y validado por paneles de terceros, así como por las principales compañías de alimentos”.

Reducir el azúcar en los alimentos es un objetivo en el mundo occidental donde las tasas de obesidad continúan aumentando significativamente.

“Nuestra visión en DouxMatok es ser pioneros en el suministro específico de sabor e ingredientes alimentarios, como los azúcares, que permitan a los consumidores disfrutar de los sabores exactos que conocen y aman, con un mejor y más saludable perfil nutricional”, dijo Eran Baniel, director general y co-fundador de DouxMatok. “Nos sentimos afortunados de tener a Südzucker como nuestro socio europeo en el lanzamiento de nuestros primeros productos y haciendo realidad nuestra visión”.

Randolf Burisch, jefe comercial de la unidad de negocio azucarero de Südzucker, dijo que la tecnología proporcionaría nuevas formas de reducir el contenido de azúcar de los alimentos y desarrollar nuevos productos.