Diario Judío México - Si usted tiene una casa con un patio, si usted come y si usted se preocupa por el medio ambiente – una startup israelí tiene un producto para usted: un sistema para fabricar su propio gas.

La intención aquí es crear gas para cocinar. La idea hizo tanto furor en Internet que en un solo día, la compañía superó su meta de crowdfunding (financiación colectiva) por 100.000 dólares en Indiegogo, en donde fue lanzada la campaña.

La startup que promociona la idea es HomeBiogas. El sistema consiste en la recolección de la basura de la cocina, inclusive los excrementos de los animales si se quiere, y su conversión en gas y fertilizante para el jardín, por intermedio del fuego de la cocina (utilizando un quemador).

Como punto positivo, el sistema no requiere de electricidad. La desventaja: ya que son las bacterias las que convierten la basura en gas y fertilizante, el sistema sólo funciona correctamente en climas cálidos como la región del Mediterráneo y África, dice el gerente de desarrollo de negocios de HomeBiogas Ami Amir. Funcionará bien en Italia o Grecia, y en las áreas apropiadas de las Américas. Pero por debajo de 17 grados centígrados los gérmenes están demasiado fríos para hacer algo útil.

El sistema tiene un tamaño de un automóvil pequeño – 1 metro 65 centímetros de largo, 1 metro 23 centímetros de ancho y 1 metro de alto. Se puede poner en un balcón de un apartamento.

A instancias del Ministerio de Protección del Medio Ambiente de , el fertilizante líquido que sale del sistema se somete a cloración. Hay que sustituir la pastilla de cloro una vez al año, dice Amir.
Cada kilogramo de residuos de alimentos puede generar alrededor de 200 litros de gas, suficiente para el tiempo de cocción de una hora sobre fuego alto. Alimentado las cantidades óptimas de “combustible”, el sistema puede emitir suficiente gas durante tres o cuatro horas de cocción por día. Eso es suficiente para hacer varias comidas para una familia.

Después de haber hecho los cálculos, la compañía afirma que su sistema puede utilizar una tonelada de residuos orgánicos de los hogares cada año.

El sistema toma unas cuatro a seis semanas para prepararlo desde el momento que se lo adquiere, y según la compañía es fácil de hacer.

El sistema viene con un tanque para almacenar 400 litros de gas. Cualquier gas adicional generado por el sistema se libera automáticamente a la atmósfera (lo cual es otra razón para no utilizar este sistema dentro de los apartamentos sino en casas con patio.)

El sistema produce metano, dióxido de carbono y sulfuro de hidrógeno, que huele a huevos podridos. El sistema filtra el sulfuro de hidrógeno. Pero normalmente, el sistema no emite ningún olor debido al uso de un filtro, que se de debe cambiar cada año o dos.

El gas no es útil para el coche porque la cantidad que el sistema emite simplemente no es suficiente, añade Amir. El sistema viene con una garantía de un año.

En se está vendiendo a un precio especial de 945 dólares más impuestos al valor agregado, y el precio recomendado en los Estados Unidos es de 1.500 dólares, dice Amir. En África no se vende a los hogares individuales, sino sólo a organizaciones.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.