El presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, recordó este lunes la «culpa» con la que los alemanes cargan por las decisiones que condujeron a la muerte de millones de judíos en Europa en un acto en Berlín en recuerdo del 80 aniversario de las primeras deportaciones desde la capital.

«Todavía llevamos los alemanes la carga de la culpa de los perpetradores, colaboradores y quienes apoyaron la muerte planificada de los judíos europeos», dijo el presidente alemán.

«En todas partes en el Reich alemán empezó en octubre de 1941 la sistemática de la población judía. Algunos lo supieron, muchos lo adivinaron y lo temieron», agregó Steinmeier en el acto, convocado en la estación de tren de Grunewald, desde donde partió el primer convoy.

Recordó que desde esa estación de tren, pero también desde otras de la ciudad, «empezó directa o indirectamente el camino al exterminio para los judíos de Berlín. Solo poco tiempo después del primer tren de deportaciones desde aquí, a dos estaciones de distancia, en una villa junto al Wannsee se decidió la muerte de los judíos europeos».

Steinmeier aludía a la conferencia de los máximos responsables del régimen nazi en la que se tomó la decisión de exterminar a los judíos y dijo que allí se transformó un «acto de barbarie» en un «trámite administrativo burocrático (que) nos deja todavía sin saber qué decir».

«Nos muestra cuánta gente estaba involucrada, cuánta gente lo sabía, cuánta gente tenía que tener más que una sospecha sobre qué iba a pasar con los judíos, que se los iba a eliminar», insistió el presidente alemán.

Steinmeier proclamó que «el no puede tener nunca más espacio en nuestra sociedad (…) la cultura judía no es solo parte de la cultura alemana, es que la impregna de forma profunda y la enriquece».

El 18 de octubre de 1941 partió desde el andén 17 de la estación de Berlin-Grunewald el primer «Osttransport» con más de mil niños, mujeres y hombres judíos en dirección a la ciudad polaca de Lodz; fue el preludio de la y asesinato sistemático de la población judía europea. EFE

FuenteAURORA

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorMurió Colin Powell, el primer secretario de Estado de George W. Bush
Artículo siguienteEl último judío de Afganistán ya está en camino a Israel