El gobierno sueco ha decidido nombrar a un investigador especial que identifique obstáculos, dificultades y oportunidades para la vida judía en y haga propuestas para una estrategia nacional para fortalecer la vida judía.

“Nadie debería dudar de vivir su identidad y contárselo a otros. Debemos asegurarnos de que los judíos puedan y se atrevan a vivir una vida judía, tanto ahora como en el futuro”, se cito a la ministra de Cultura, Jeanette Gustafsdotter, en un comunicado de prensa enviado por el ministerio.

Según el comunicado, el investigador examinará las condiciones de la vida judía en la actualidad y presentará propuestas para asegurar su supervivencia y desarrollo. La atención se centrará en la transmisión de la cultura judía y el yiddish a las generaciones más jóvenes y futuras.

El ídish es una de las lenguas minoritarias oficiales de . De unos 20.000 judíos que viven en Suecia, entre 2.000 y 6.000 afirman tener al menos algún conocimiento de ídish según los informes obtenidos por el gobierno sueco.

Según el ministro, el trabajo se llevará a cabo en estrecho diálogo y colaboración con la y se informará antes del 15 de diciembre de 2023.

El investigador también examinará los siguientes asuntos:

“Describir las condiciones para vivir una vida judía en con base en los compromisos internacionales de con la protección de las minorías nacionales y las lenguas minoritarias”.

“Identificar los principales obstáculos y oportunidades para que la minoría judía viva una vida judía, proponer medidas destinadas a fortalecer las condiciones para la vida judía en Suecia”.

“Proponer una estrategia integral para garantizar la supervivencia y el desarrollo de la vida judía en basada en los compromisos internacionales de con la protección de las minorías nacionales y las lenguas minoritarias”.

“Hacer propuestas sobre cómo se debe dar seguimiento a la estrategia y qué jugador debe ser el responsable”.

Todos estos pasos son parte de los compromisos de tras el Foro Internacional de Malmö para el Recuerdo de la Shoá y la Lucha contra el Antisemitismo. El gobierno ha presentado varias iniciativas para salvaguardar los derechos de las cinco minorías nacionales de Suecia, incluso en las áreas de idioma, cultura e influencia. Estas incluyen una inversión histórica en la política de minorías, con un aumento de 90 millones de coronas suecas (alrededor de 9 millones de dólares) por año durante tres años, como un programa de acción integral para la preservación y promoción de las lenguas minoritarias nacionales.

El Congreso Judío Europeo respondió a esta decisión y escribió en Twitter: “Damos una calurosa bienvenida a la decisión del gobierno sueco de nombrar a un investigador especial que haga propuestas para una estrategia nacional para fortalecer la vida judía. Este paso se produce después de que acogiera el Foro de Malmö sobre la lucha contra el antisemitismo en octubre pasado”.

En vísperas de esa histórica conferencia mundial, los principales líderes judíos y suecos se reunieron en la Sinagoga de Malmö para celebrar la historia y la vida de la comunidad judía local, especialmente su resistencia durante un período de creciente antisemitismo en la región.

El acto en la sinagoga, organizado por el Congreso Judío Mundial, junto con el Consejo Oficial de Comunidades Judías de y la Comunidad Judía de Malmö, se celebró un día antes del Foro Internacional, al que asistieron jefes de Estado o de Gobierno de unos 50 países, se centró en la identificación y aplicación de medidas concretas para contrarrestar el antisemitismo y otras formas de odio y para promover la educación y el recuerdo de la Shoá.

El presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald Lauder, el primer ministro sueco, Stefan Löfven, y los líderes de las comunidades judías compartieron sus ideas en la reunión en la sinagoga sobre la rica historia de los judíos de y los pasos para luchar contra las expresiones de odio contra los judíos a nivel local y nacional.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa oscuridad es otro sol y la luz es otro abismo
Artículo siguienteExposición itinerante sobre el patrimonio inmaterial marroquí-judío