Facebook anuncio hoy que suspendió por 24 horas la cuenta de la campaña de Netanyahu debido a su publicación de una nota diciendo que "los votos de los árabes buscaban destruir a cada hombre mujer y niño israelí" y que fue automáticamente compartido con todos los seguidores de la campaña dando eco a las afirmaciones del Primer Ministro de que los árabes se preparan para llevar a cabo tremendo fraude en las elecciones, afirmación -sin ningún fundamento- pero que ha servido para asustar a los seguidores más inocentes.

Netanyahu afirmó que el no autorizó la publicación de Facebook y el Likud dijo que fue culpa de un asistente no identificado aún.

La publicación de Facebook es parte del mensaje de Netanyahu que afirma que la izquierda israelí -junto con los ciudadanos árabes no judíos- permitirán a Irán construir la bomba atómica que destruirá a Israel.

Facebook por su parte afirmó que tras cuidadosa revisión de la publicación en su plataforma llegó a la conclusión de que el Likud viola las normas establecidas para evitar el discurso de odio.

La página tiene 2.4 millones de seguidores y es vital para los esfuerzos electorales que ya han llevado a Netanyahu 4 veces a la cabeza del gobierno. En 2015 ganó tras advertir a última hora a sus seguidores que los ciudadanos árabes no judíos estaban yendo en masa a votar en contra de él. La desciño de Facebook se basó en la queja de Ayman Odeh, quien encabeza la alianza electoral que incluye a ciudadanos de origen palestino de que estas afirmaciones provocaban el odio y el racismo.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDer Kolir Fun Kishuf, A Román Fun Diskvelt
Artículo siguiente¿Hacia dónde va México y qué debemos hacer?: Entrevista a Karla Iberia Sanchez y Jorge Font, de KADIMA