Notimex - Dos guardias suizos pontificios concluyeron hoy su turno de vigilancia y cerraron el portón central del Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, dando por terminado el pontificado de Benedicto XVI.

Justo a la hora las campanas del reloj del edificio sonaron y ante cientos decenas de personas congregadas en la plaza central de esa población, ubicada a 25 kilómetros al sur de Roma, los guardias escucharon la orden de su comandante.

Luego procedieron a las maniobras para levantar el turno. Ataviados con sus trajes amarillos y azules, ingresaron a la residencia. Tras de sí el gran portón de madera se cerró mientras la gente aplaudió y gritó "Viva el Papa!".

Una vez adentro, los guardias suizos se acercaron a tres miembros de la Guardia Suiza y en formación enfrentada, uno de ellos afirmó: "Les entregamos el cuidado del Palacio Apostólico".

Los gendarmes lo aceptaron y avanzaron en formación hasta la gran puerta, donde comenzaron una guardia de unos minutos.

Alrededor de las 20:00 horas local (19:00 GMT) de este jueves 28 entró en vigor la renuncia del Papa, según lo que él mismo estableció y anunció en su carta de renuncia leída ante cardenales en El Vaticano el 11 de febrero pasado.

A partir de ese momento inició el período de "sede vacante" y el poder de la Santa Sede recayó sobre dos figuras claves: el camarlengo de la Santa Iglesia Romana, Tarcisio Bertone, y el decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano.

Dentro de la residencia de Castel Gandolfo, Joseph Ratzinger estuvo acompañado por sus dos secretarios personales, Georg Gaenswein y Alfred Xuereb, su médico Patricio Polisca, su mayordomo Sandro Mariotti y las cuatro mujeres consagradas que lo asisten en las labores domésticas.

Históricamente la Guardia Suiza es el ejército al servicio del Papa, por lo tanto desde el momento que Benedicto XVI dejó el pontificado sus integrantes abandonaron su servicio personal.

Tras el cierre del portón la seguridad personal del Papa "emérito" recayó entonces sobre la Gendarmería Vaticana, el cuerpo de policía de la Sede Apostólica.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorOpiniones múltiples sobre el caso Elba Esther Gordillo
Artículo siguienteThe real meaning of the new Argentina-Iran agreement
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.