JORGE VILLEGAS HERNÁNDEZ “eltiojorge.com”

SECRETARÍA DE CULTURA

fotografías: Jorge Vargas

Desde entonces, Adolfo López Mateos ha sido el único presidente que no vivió ahí

Diario Judío México -

Hace poco más de 80 años, el presidente Lázaro Cárdenas estableció el Rancho de la Hormida, como residencia oficial para los presidentes mexicanos.

La nombró “Los Pinos”, en recuerdo de una finca que tenía en Michoacán, en donde conoció a su esposa.

El entonces primer mandatario, curiosamente muy admirado por el actual, se rehusó vivir en El Castillo de Chapultepec, por considerarlo demasiado ostentoso. Dicho recinto sirvió como residencia oficial de los gobernantes de México, a raíz del triunfo del bando liberal en la guerra contra los conservadores y el imperio francés.

En un hecho histórico, la Residencia Oficial de Los Pinos abrió sus puertas al público para convertirse en el Complejo Cultural Los Pinos que quedará a cargo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a partir de este 1 de diciembre. De acuerdo con cifras oficiales, en el transcurso del día se registró la visita de 30 mil personas.


Desde las 10 de la mañana, los visitantes ingresaron por la  puerta Uno, ubicada en Parque Lira y la Puerta Tres, desde el Bosque de Chapultepec; y siguiendo las instrucciones de personal de apoyo que les otorgaba un folleto con un mapa de ubicación, iniciaron el recorrido.

Jóvenes, niños, adultos mayores y familias enteras comenzaron a hacer  fila para conocer las casas “Miguel de la Madrid”, “Venustiano Carranza” y “Miguel Alemán”, ésta última, lugar en el que residieron con sus familias los presidentes Adolfo Ruiz Cortines, Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría, José López Portillo,  Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo y Enrique Peña Nieto.

A estos recintos se sumó la casa “Lázaro Cárdenas”, en la cual el ex presidente michoacano concibió y redactó los principales decretos de su gobierno.

“Esto es un sueño hecho realidad y una gran emoción para mí estar aquí. Todavía no puedo creer que ya la gente pueda entrar libremente aquí. Mi papá trabajó hace muchos años en Los Pinos y me decía: ¡ni te dejarán entrar! hay muchos retenes, y esta vez, nos recibieron amablemente, nos decían bienvenidos y eso es algo maravilloso”, expresó Florentina Calvillo, maestra jubilada.

Las fotos, selfies y videos no se hicieron esperar al interior de los inmuebles, pero también en las áreas verdes, fuentes y en mensajes elaborados con flores blancas en los que se leían frases como “Bienvenido pueblo de México a Los Pinos” y con el Escudo Nacional.
“Esto es un acontecimiento importantísimo y simbólico porque representa un cambio y un acercamiento con la gente para que conozca un espacio que también es suyo”, dijo el joven Alejandro Toscano.

Como parte de la apertura, la nueva administración del Gobierno de Mexico, a través de la Secretaría de Cultura, organizó presentaciones de diversas agrupaciones musicales comunitarias pertenecientes al Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM), así como de la Orquesta Escuela Carlos Chávez.

Dúos de flauta y piano, ensambles de clarinete, metales, percusiones, maderas y cuerdas se escucharon al interior y exterior de las casas con un repertorio que incluía temas de diferentes estados de la República como el recital a cargo del ensamble de marimbas de Centla, Tabasco, y el de la Banda Sinfónica de Tlaxiaco, Oaxaca.

“Es una experiencia inolvidable. Ya pude dar un recorrido y es un espacio imponente, muy grande y bonito. Hasta dan ganas de vivir aquí”, dijo Arely Míreles, integrante del Ensamble Comunitario de Arpa Grande de Tepalcatepec, Michoacán.


En el Jardín La Hondonada se instalaron pantallas en las que se transmitió en vivo  la toma de protesta del presidente Andrés Manuel López Obrador que fue seguida en un ambiente festivo y de algarabía por cientos de personas.

Otros de los lugares que llamaron la atención de los asistentes fue el Museo del Estado Mayor Presidencial y la Calzada de los Presidentes, en la que se podían observar las esculturas de los mandatarios que han gobernado el país.

Durante ocho décadas,  Los Pinos fue la residencia oficial de 13 presidentes, con excepción de Adolfo López Mateos; desde que Lázaro Cárdenas, quien trasladó la antigua morada de los mandatarios (Castillo de Chapultepec), a una nueva sede que esperaba fuera austera, pero terminó por convertirse en un espacio de 56 mil metros cuadrados, igual de ostentoso como lo había sido el actual Museo de Historia.

Ahora se convierte en un amplio espacio cultural

El horario de visitas del “Complejo Cultural Los Pinos”, será de martes a domingo 10:00 a 17:00 horas. Entrada Libre.

NOTAS ADICIONALES, DUDAS Y COMENTARIOS:
http://www.diariojudio.com/autor/eltiojorge
Correo: [email protected]
Facebook: JORGE VILLEGAS HERNÁNDEZ
Twitter: @eltiojorge_com