Un terrorista palestino fue abatido durante la noche del jueves en Naplusa, dijo el ejército israelí en un comunicado. Las fuerzas israelíes ingresaron al área para acompañar a un grupo de fieles judíos que visitaban el lugar sagrado de la Tumba de José.

Los medios palestinos identificaron al terrorista como Waseem Khalifa, de 18 años, que vivía en un campo de refugiados local y era hijo de un oficial de policía. También se dice que varias docenas de palestinos resultaron heridos y que los enfrentamientos y el intercambio de disparos continuaron durante la noche.

También se informó que los palestinos dispararon y arrojaron piedras a los autobuses que transportaban a fieles judíos. No se reportaron bajas israelíes.

Las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa afirmaron en un comunicado que sus operativos encubiertos se enfrentaron a las fuerzas de seguridad israelíes, les dispararon y causaron daños a un jeep militar.

La Tumba de José, un punto de vista álgido, a menudo es el objetivo de los alborotadores. En septiembre de 2021, decenas de palestinos atacaron un convoy de autobuses que transportaba fieles judíos al lugar sagrado. Dos soldados sufrieron heridas leves en el enfrentamiento. En 2015, la tumba fue incendiada por manifestantes palestinos a medida que aumentaban las tensiones en medio de apuñalamientos casi diarios de israelíes por parte de terroristas.

En octubre de 2000, los terroristas atacaron la tumba que tenía una pequeña presencia militar, matando a un soldado israelí en el proceso. Ese mismo mes, Israel evacuó el complejo en un intento por disminuir la violencia en la zona, y la Autoridad Palestina se comprometió a devolver la tumba a su estado original después de la evacuación y una vez que se calmaran las tensiones.