Un terrorista palestino arrojó ácido contra una familia judía en un puesto de control carretero a la entrada del asentamiento de Beitar Illit, en Cisjordania (Judea y Samaria), hiriendo a tres niños y a sus padres.

Según un comunicado de la policía el terrorista arrojó ácido a la familia cerca del puesto de control carretero Hussan, en la zona de Gush Etzíon, cuando la familia detuvo su automóvil para darle un aventón.

El agresor fue identificado como Jamal Abd al Majid Ghayatha, de 45 años, de la aldea de Nahalin, en Cisjordania. Medios vinculados al grupo terrorista Hamás, citados por la Radio de (Kol Israel), precisaron que el palestino había estado anteriormente preso en una cárcel israelí.

El padre de la familia, de alrededor de cincuenta años fue alcanzado por el ácido en la cara, por lo que sufrió quemaduras en el rostro y en sus ojos. Ha sido evacuado al Hospital Hadassa Ein Kerem de Jerusalén y su condición es moderada. La madre y las tres niñas de entre ocho y diez años, fueron trasladadas al Hospital Sharei Zedek de la capital, con heridas leves.
La policía añadió que el terrorista palestino se acercó a la familia simulando estar haciendo “autostop o dedo”, y arrojó el ácido dentro del vehículo. Otros dos peatones resultaron heridos en el ataque. El terrrorista persiguió a otra persona con un destornillador; pero un civil armado le disparó, provocándole heridas moderadas. Luego fue detenido por la Guardia de Frontera.

En otro incidente, un presunto terrorista palestino intentó aparentemente atropellar con su automóvil a varios soldados que estaban vigilando una parada de autobús. El automovilista colisionó con un obstáculo de hormigón colocado en el lugar, cerca de Nablus, Cisjordania. El sospechoso resultó levemente herido y está siendo interrogado; en tanto que los soldados, que se refugiaron detrás del obstáculo de hormigón, salieron ilesos.