Un tratamiento inventado en el Instituto Weizmann de Ciencia y clínicamente desarrollado en colaboración con Steba Biotech (Luxemburgo) ha sido aprobado por la COFEPRIS, la comisión de Salud de México, para el tratamiento focal del de próstata en estadío temprano.

El tratamiento involucra un láser y un medicamento novedoso, TOOKAD® Soluble. Un exitoso Ensayo Clínico en Fase III en Latinoamérica (México, Perú y Panamá), incluyendo 80 pacientes, confirmó la alta tasa de curas locales y los mínimos efectos secundarios ya reportados durante la Fase II de los Ensayos Clínicos, como lo prueban las biopsias negativas y el mantenimiento de la potencia de los pacientes, su continencia y su calidad de vida en general.

La aprobación para su venta en acontece luego de la reciente finalización de una segunda Fase III del Ensayo Clínico en Europa. El estudio pivotal aleatorio comparó el progreso de la enfermedad, la tasa de casos libres de y la función urinaria y eréctil en pacientes tratados con TOOKAD® Soluble y aquellos bajo un seguimiento activo durante dos años. Involucró a más de 400 pacientes en 43 hospitales en 11 países europeos y se encuentra actualmente bajo la evaluación de la Agencia Europea de Medicinas (EMA, por sus siglas en inglés).

El tratamiento aprobado se basa en un nuevo paradigma desarrollado por el Prof. Yoram Salomon, del Departamento de Regulación Biológica, y el Prof. Avigdor Scherz, del Departamento de Plantas y Ciencias del Medio Ambiente, en el marco de la terapia fotodinámica. El tratamiento se compone de una infusión intravenosa de TOOKAD® Soluble, inmediatamente seguida de la iluminación con un láser en el infrarrojo cercano a través de delgadas fibras ópticas que son insertadas en el tejido del prostático, y controladas por medio de ultrasonido. TOOKAD® Soluble fue sintetizado por primera vez en el laboratorio de Scherz a partir de una bacterioclorofila, el pigmento fotosintético de ciertas bacterias acuáticas quienes obtienen su suministro de energía de la luz solar. El medicamento permanece en el flujo sanguíneo hasta que es totalmente eliminado 3-4 horas después y no muestra toxicidad.

La iluminación restringida al tejido enfermo activa el medicamento en circulación sólo localmente, resultando en una generación extensiva de moléculas tóxicas de corta vida: radicales de oxígeno y de óxido nítrico. Estas moléculas altamente reactivas inicializan la rápida oclusión y destrucción de los vasos sanguíneos del tumor, acompañado por la muerte necrótica del tumor completo y al mismo tiempo preservando estructuras cercanas y sus funciones. El uso de la iluminación infrarroja cercana, en conjunto con la rápida eliminación del medicamento del cuerpo y su especial mecanismo de acción no térmico, hace posible el tratamiento seguro de tejidos cancerosos grandes y profundos mediante la utilización de un procedimiento mínimamente invasivo. La reciente aprobación para la comercialización fue otorgada para los dos: el medicamento (TOOKAD® Soluble) y el aparato de iluminación láser (Láser), designados en conjunto como Terapia Fotodinámica Vascular Focalizada (VTP, por sus siglas en inglés) con TOOKAD® Soluble.

En la configuración de la terapia focal aprobada recientemente, TOOKAD® Soluble VTP (TS-VTP) es un procedimiento realizado en sólo un día, durante aproximadamente 90 minutos. Los pacientes son dados de alta unas horas después y pueden regresar a sus actividades normales unos días después, sin ninguno de los efectos secundarios frecuentemente asociados con la extracción de la próstata por medio de cirugía o radioterapia.

Esta nueva tecnología mínimamente invasiva ofrece una buena alternativa para pacientes diagnosticados con de próstata en estadío temprano. El número de estos pacientes ha incrementado dramáticamente durante las últimas dos décadas debido a la difusión de análisis que se basan en los niveles del antígeno especifico prostático (PSA, por sus siglas en inglés). Estos pacientes se enfrentan al dilema de realizar el tratamiento radical de extracción de la próstata con un alto riesgo de morbilidad o continuar bajo el seguimiento activo con el creciente riesgo de una futura progresión del cáncer.
TOOKAD® Soluble da una solución a la necesidad insatisfecha de otorgar a esta categoría de pacientes un tratamiento apropiado que combine una buena eficacia con la preservación de la calidad de vida.

El instituto Weizmann y Steba Biotech están actualmente realizando un programa extensivo de investigación oncológica en colaboración con varios grupos clínicos en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, en la Ciudad de Nueva York. Cuatro estudios clínicos de de próstata más avanzados y otras indicaciones oncológicas derivadas de este estudio están programados para dar inicio en el 2016.

La Compañía Yeda de Investigación y Desarrollo, el brazo de transferencia tecnológica del Instituto Weizmann, ha dado la licencia del medicamento a Steba Biotech, que manufactura el TOOKAD® Soluble. Amir Naiberg, Director Ejecutivo de Yeda: “Nuestra cooperación con Steba se basa en 20 años de productiva colaboración. El compromiso realizado por los accionistas de Steba y su relación personal y colaboración efectiva con los científicos del Instituto Weizmann y Yeda, han permitido este gran logro”.

Los proyectos de investigación del Prof. Yoram Salomon son financiados por el Principal Anstalt.

Los proyectos de investigación del Prof. Avigdor Scherz son financiados por el Fondo de Beneficencia Leona M. y Harry B. Helmsley; la Fundación de Beneficencia Wade F.B. Thompson; el Principal Anstalt; y Sharon Zuckerman, Canadá. El Prof. Scherz es titular de la Cátedra Profesoral Robert y Yadelle Sklare de Bioquímica.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorCasa Mita
Artículo siguienteGratitud, nostalgia y lealtad familiar: los caminos del retorno a Sefarad