Diario Judío México - El diputado Ram Ben Barak del partido Azul y Blanco (Kajol Laván), criticó al primer ministro, Benjamín Netanyahu, bajo el telón de fondo de la retirada estadounidense del norte de Siria, indicando que el titular del Ejecutivo tendría que haber actuado para convencer al presidente norteamericano, , para que no la ejecutara, durante una entrevista ofrecida a la emisora estatal Kan.

Ben Barak argumentó que “Trump era la esperanza de Netanyahu, pero lo decepcionó”.

“Pienso que debemos peguntarnos si la apuesta de Netanyahu por Trump en las elecciones de 2015, y su enorme presión para que traslade la embajada a Jerusalén fue correcta. En vez de otros asuntos tales como posibilitar a los iraníes que se afiancen en Siria”, añadió. Ben Barak, un ex subdirector del servicio secreto Mossad, manifestó que se encuentra hoy en una situación más difícil frente a los norteamericanos.

Sobre las relaciones de con los kurdos el diputado subrayó que: “Cuando tienes una alianza con una autonomía como con los kurdos del noreste de Siria, y sabes llegar y llevar  a cabo actividades desde allá, tienes intereses de gran importancia. Cuando estamos allí podemos aprovechar eso para nuestro beneficio”, sin ofrecer más detalles.

Con respecto al estancamiento político en torno a la formación del nuevo gobierno, Ben Barak dijo que desde el punto de vista de su agrupación , “todos los partidos pueden sumarse, también los partidos ultra ortodoxos”. El diputado explicó que se están realizando negociaciones con “todo tipo de partidos” y criticó que la ratificación del Comité Central del Likud de la candidatura de Netanyahu para el cargo primer ministro se haya llevado a cabo, a pesar de la enorme ausencia de sus integrantes. “El Comité Central del Likud se reunió para ratificar a Netanyahu, pero de hecho votó solamente el diez por ciento de los miembros, o sea 300 de un total de 3.000, el resto votó con los pies”.