Un grupo de polacos enmascarados han atacado a la expedición de un equipo de fútbol israelí que acababa de jugar un partido amistoso en , tal y como nos adelanta Jakub Wilmanowicz.

Aunque no esté confirmada la autoría del ataque, la Embajada de ha anunciado que se trataba de un"incidente antisemita". Dos miembros del staff técnico acabaron heridos en la trifulca judeofoba que se produjo el miércoles por la noche en Suchocin -una ciudad cercana a Varsovia- unas horas después del encuentro entre el Hapoel Petah Tikva y el MKS Ciechanow, cuando los israelíes estaban volviendo a su hotel. Una cámara de seguridad registró todo:

A pesar de que está aún por confirmar, desde el club israelí aseguran que eran ultras del Legia de Varsovia, que salieron del bosque cercano al hotel y empezaron a golpear a los que se quedaron más rezagados.

"Después del partido fuimos al vestíbulo del hotel mientras un par de nuestros miembros del personal estaban recogiendo el material. Alrededor de 15 o 20 skinheads salieron del bosque y corrió hacia el campo y comenzó a golpear y patearlos", ha dicho el entrenador del Hapoel Petah Tikva, Oren Krispin, en el Jerusalem Post.

"Uno de los jugadores que estaba en el vestíbulo lo vio y todos fuimos a ayudar. Una vez que los skinheads nos vieron, huyeron", asegura Krispin.

Además, la Embajada de en Varsovia dijo que estaba sorprendida y entristecida por la noticia de otro "incidente antisemita".

En cambio, el Centro Simon Wiesenthal -una organización judía en defensa de los derechos humanos- ha ido un paso más allá y le ha pedido a la UEFA que tome medidas disciplinarias contra el Legia de Varsovia y castiguen de una vez a sus ultras por "conducta racista".

De esta manera, sigue el conflicto en el país que un día fue el hogar de la comunidad judía más grande de Europa antes del Holocausto.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorIsrael construirá un muro subterráneo en la frontera con el Sinaí
Artículo siguienteIsrael Necesita un Plan Maestro Ecológico