Diario Judío México - Un grupo de diputados de la República de entregaron una petición a su Gobierno exigiendo en reconocimiento oficial de Jerusalén como capital del Estado de , así como el traslado de su embajada a la histórica ciudad, consignó el canal diez de la televisión israelí en su portal de Internet, donde presentaron además una imagen del documento.

El grupo de diputados solicitó al Gobierno de su país reconocer a “la ciudad de Jerusalén como la capital oficial de la República de , la cual fue establecida con la Ley de Jerusalén del 30 de julio de 1980”. Además exhortaron a su Gobierno a que traslade la embajada a Jerusalén.

En tanto, ayer el Gobierno de emitió un comunicado de prensa en el que anunció que la sede diplomática permanecerá en Tel Aviv, “en estricto cumplimiento de las resoluciones de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que establecieron el estatuto especial de Jerusalén”.

En este sentido, destacó que el “estatus final de Jerusalén deberá ser definido mediante negociaciones directas entre las partes con el acompañamiento de la comunidad internacional”.

Lima reiteró además su “posición a favor de una solución pacífica y negociada”, que permita el establecimiento de dos Estados, y Palestina, con fronteras internacionalmente reconocidas y seguras”.

Por último aseguró que su país “apoyará todas las iniciativas orientadas a reanudar las negociaciones de paz”.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.