Diario Judío México - El FBI arrestó a un supremacista blanco que fue acusado por crímenes de odio por supuestamente planificar un atentado con explosivos contra una sinagoga en Colorado, informaron las autoridades este lunes.

Richard Holzer, de 27 años, fue arrestado por oficiales del FBI con quienes compartió sus planes de atentar encontra de un templo judío de la comunidad de Pueblo, ubicado a 110 millas al sur de Denver.

Holzer, que comulga con la ideología de los supremacistas blancos, se definió como un skinhead según el comunicado de la fiscalía federal.

Los oficiales del FBI indicaron a través de una declaración jurada que Holzer “quería hacer algo para que la comunidad judía supiera que no eran bienvenidos en Pueblo, por lo que deberían irse o morir”.

El hombre fue arrestado este fin de semana después de expresar su apoyo al RAHOWA, una abreviatura en inglés de “guerra racial santa” por lo que es acusado de conspirar al sugerir el uso de explosivos para destruir la sinagoga.

Richard Holzer fue arrestado el viernes 1 de noviembre después de que agentes encubiertos se hicieron pasar por supremacistas y le proporcionaron dispositivos explosivos inactivos fabricados por el FBI, incluidas dos bombas y 14 cartuchos con dinamita que planeaba utilizar para detonar el templo judío.

El comunicado del FBI señaló que sus acciones “cumplían con la definición federal de doméstico” por lo que fue acusado de “intentar deliberadamente de obstaculizar el disfrute del libre ejercicio de las creencias religiosas por la fuerza y la tentativa de utilizar explosivos y fuego”.

“Desearía que el Holocausto realmente ocurriera… necesitan morir”, le escribió Holzer a uno de los agentes según consta en los documentos en poder de la fiscalía.

Holzer confesó a uno de los agentes infiltrados que pagó 70 dólares a un cocinero de origen mexicano para realizar un ritual y poner arsénico en las cañerías del templo durante la noche de brujas del año pasado. Holzer aseguró que hubo gente enferma y que el templo tuvo que cerrar durante varios meses.

El hombre al que contrató se apodaba ‘El Hitler Mexicano’ y explicó que aceptó el trato por que también compartía su odio hacia la comunidad judía, lo que le llevó a recibir críticas de grupos de supremacistas por contratar a un mexicano para llevar a cabo su plan.

Durante una reunión con tres de los agentes en un restaurante en Colorado Springs el mes pasado, Holzer propuso utilizar bombas Molotov para destruir la sinagoga de Pueblo, según informó The Washington Post.

Holzer había revisado el templo Emanuel en varias ocasiones para planear donde dejaría los explosivos. Según el documento divulgado por la oficina de la Fiscalía del Distrito de Colorado, el joven podría enfrentar hasta 20 años de prisión.

En el momento de su detención el joven traía entre sus pertenencias una copia del libro “Mi lucha” de Adolfo Hitler y de acuerdo con el sitio Colorado Sun, Holzer cuenta con un historial al escribir artículos con mensajes antisemitas en los medios sociales.

Holzer renunció a su derecho de permanecer en silencio calificando a los judíos como un cáncer para la comunidad, señala el documento.

Durante una rueda de prensa este lunes Dean Phillips, el agente especial a cargo del FBI en Denver, aseguró que Holzar apareció por primera vez a finales del mes de septiembre cuando realizó diferentes comentarios en línea.

“Este caso enfatiza nuestros esfuerzos para abordar de manera agresiva y pronta las amenazas a nuestra comunidad para incluir la violencia en contra de lugares de culto”, por lo que el agente ha solicitado a la población reportar posibles amenazas similares en las comunidades.

La sinagoga del Templo Emanuel es una estructura que corresponde a la segunda construcción más antigua del estado que está adscrita al Registro Nacional de Lugares Históricos. Según la agencia AP, la congregación reúne a 30 familias y un rabino viaja desde Denver durante dos ocasiones al mes.

El FBI anunció que Holzer hizo su primera aparición en la corte federal este lunes y una audiencia preliminar y de detención están programadas para la mañana del jueves dijo el fiscal Jason R. Dunn.

Scott Levin, director regional de la Liga Antidifamación (ADL), dijo a través de un comunicado que la organización había compartido información con las autoridades, ya que había estado monitoreando las actividades de Holtzer durante un par de años.

El llamado doméstico y los crímenes de odio se han convertido en una preocupación creciente ya que una serie de ataques han dejado varios muertos en todo el país.

En octubre del año pasado un hombre armado mató a once fieles cuando disparó contra la sinagoga Tree of Life de ubicada en el vecindario de Squirrel Hill, Pittsburg, cuando eran ofrecidos los servicios de Shabat.

En agosto, un agente de seguridad de Las Vegas, de 23 años, fue detenido con material para fabricar una bomba y una lista de con posibles objetivos donde se encontraba una sinagoga. Las autoridades informaron que el presunto atacante había estado en contacto con grupos neonazis.

FuenteUnivisión
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDos tercios de alemanes afirman que el antisemitismo ha aumentado en Alemania
Artículo siguienteEl tapatío “Canelo” Álvarez cuatro títulos
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.