Diario Judío México - El hotel Beatriz, en , se convertirá durante la última semana de mayo en una pequeña “ciudad” para 900 judíos que llegarán a la capital regional procedentes de 27 países para celebrar una reunión internacional sobre la cultura judía, tal y como ha podido conocer encastillalamancha.es.

De hecho, tal y como ha confirmado el director del hotel, Víctor Iglesias, a este periódico, “será la primera vez en siglos de historia que la comunidad judía podrá disfrutar en de unas instalaciones totalmente adaptadas a su cultura Kosher (que hace referencia a los alimentos que cumplen con los preceptos de la ley judaica. Kosher, en hebreo, significa apto o adecuado)”.

900 ciudadanos judíos de 27 países

Realizarán actividades en durante toda la semana y, ya en el hotel Beatriz, “un rabino tiene que purificar la cocina y, a la hora de comer habrá, entre otros productos, vino, queso, pollo y cordero Kosher, pero todos de Castilla-La Mancha”.

Además, durante el sábado y, por lo tanto, celebración del sabbat (séptimo día según la tradición judía y, por lo tanto, un día sagrado y de descanso; de ahí viene la palabra sábado), “no podrán utilizar ningún aparato o dispositivo electrónico, no pueden coger un autobús o taxi ni realizar ningún tipo de transacción econónica y, además, el hotel no podrá disponer de automatismos, por lo que las luces no se podrán encender de manera automática, las puertas se tendrán que abrir a mano,no podrán encender la televisión…”.

De hecho, en cada planta habrá tres trabajadores para abrir las puertas de las habitaciones con la correspondiente tarjeta puesto que los clientes no pueden utilizarla.

Respecto a la comida, no podrán combinar carnes y lácteos en una misma comida y se tendrán que utilizar diferentes utensilios para manejar la carne, el pollo y el resto de alimentos. Un alimento es kosher (o puro) cuando una empresa ha certificado que ese producto cumple con el control de calidad que imponen las normas judías. Las frutas y verduras deben ser frescas y naturales y se permite el consumo de animales de tierra que tengan pezuñas hendidas y rumien, como las ovejas, las cabras, los ciervos y las vacas. Pero no les está permitido comer cerdo, conejo, liebre o camello”.

Como señalaba el director del hotel Beatriz,  es espectacular para ellos y están deseando venir”. La Ciudad de las Tres Culturas será un poco más judía la última semana de mayo…