El ministro de Seguridad Pública de Israel, Omer Bar-Lev, se pronunció este sábado al respecto de las acusaciones de que la Policía de su país usó el ‘software’ Pegasus —de NSO Group— para espiar a la población, informan medios locales.

Las declaraciones llegan después de que Calcalist, un medio especializado en negocios, publicara este martes un artículo en el que se afirma que las fuerzas del orden del país hebreo llevan años utilizando para vigilar a civiles israelíes, incluidas personas que no son sospechosas de ningún delito, sin supervisión legal.

“Puedo decirles que todas las investigaciones, incluso por parte del fiscal general, sobre todos los temas planteados en el artículo de Calcalist, excepto por el hecho de que la policía israelí usa tecnología avanzada, todo resultó ser incorrecto”, declaró Bar-Lev.

La indagación sigue en curso

En este sentido, el ministro aseguró que el fiscal general Avichai Mandelblit, que este jueves anunció una investigación sobre el caso, por el momento no ha encontrado ninguna irregularidad, si bien la pesquisa sigue en curso.

Asimismo, indicó que la Policía ya ha podido refutar la mayoría de las afirmaciones del informe, a pesar de que las denuncias se remontan a hechos de 2015, incluida la acusación central de que la Policía intervino de forma ilegal los teléfonos de civiles.

“Estoy muy contento de que la policía israelí tenga herramientas avanzadas para lidiar con organizaciones criminales muy duras que utilizan las tecnologías más avanzadas”, continuó Bar-Lev, aunque reconoció que la fe de la ciudadanía en la institución es baja.

¿Acusaciones “infundadas”?

Por su parte, Nitzav Ygal Ben Shalom, jefe de la rama de investigación de la Policía, también negó las acusaciones. “No hay seguimiento y no hay espionaje por ningún medio contra la gente inocente. Actuamos y seguiremos actuando contra los delincuentes y las empresas involucradas en delitos graves”, señaló.

El funcionario indicó que en la actualidad todos los delincuentes utilizan herramientas digitales para avanzar en sus actividades ilícitas, por lo que la Policía hebrea “no puede quedarse atrás” y también tiene que usarla si quiere “erradicar el crimen”.

La Policía de Israel sostuvo que las acusaciones específicas vertidas en el artículo de Calcalist son “infundadas”, aunque no negó el hecho de haber utilizado el ‘software’ de NSO Group en algunos casos. Asimismo, aseveró que su actividad era legal y se basaba completamente en órdenes judiciales y “protocolos de trabajo meticulosos”.

FuenteActualidad

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEl autor Ilan Sheinfeld es el ganador del Premio Brenner de Literatura 2021
Artículo siguienteFBI invita a denunciar amenazas contra la comunidad Judía en El Paso