Diario Judío México - Shavei , una organización que apoya a personas que buscan descubrir si tienen ascendencia judía, puso en marcha una campaña para tratar de localizar en Europa y América a los descendientes de los judíos de la península Ibérica que fueron obligados a convertirse al cristianismo.

El primer paso de la iniciativa llega con la publicación del libro en español “¿Tiene Usted Raíces Judías?”, una guía de 109 páginas para que cada uno pueda investigar su herencia judía, pero el plan de Shavei va más allá.

Entre otras cosas, sus responsables quieren que los descendientes de los judíos ibéricos se interesen por su cultura y se unan ante el incremento del antisemitismo en Europa.

“Si más españoles supiesen que tienen ancestros judíos, tendrían más simpatía,” explicó el presidente de Shavei , Michael Freund.

El esfuerzo de la organización se centra en los descendientes de los Bnei Anusim (conocidos también con el término peyorativo “marrano”), la comunidad hebrea que fue obligada a convertirse al cristianismo a partir del siglo XIV en la península Ibérica.

Según Freund, España no ha reconocido completamente lo que hizo al pueblo judío en esa época, pero está complacido por la iniciativa gubernamental que otorgará nacionalidad española a los sefardíes originarios del país.

Desde el pasado junio, los descendientes de los judíos expulsados en el siglo XV pueden adquirir la nacionalidad sin renunciar a la de su país de nacimiento y sin exigencia de residencia en España.
Aunque el enfoque está en el mediterráneo, Freund dice que espera que su libro llegue también al público hispano en Estado Unidos.

“Los hispanos representan un electorado en incremento en Estados Unidos. Esto tiene consecuencias políticas. Se estima que entre el 10 y el 15 por ciento de hispanos tienen ascendencia judía (…). La meta es despertar una conciencia en ellos también,” dice Freund, quien fue asesor de Biniamín Netanyahu durante su primer mandato y que se describe como sionista.

En el libro, Freund y el rabino Eliahu Birnbau describen el proceso de una investigación genealógica, incluyendo cómo acceder a ciertos registros de la Inquisición Española.

Además, la obra incluye apellidos de origen judío y describe las costumbres judías más practicadas en hogares de distintas culturas.

“Muchas veces las personas ibéricas pueden ser de origen judío sin saberlo. (…) Los apellidos como Perera y Olivera son una indicación, y también cuando se mantienen antiguas tradiciones como prender velas los viernes por la tarde. Muchas personas no saben que esta tradición familiar se trata de darle la bienvenida al Sabbat,” dijo Freund.

Según el autor, “¿Tiene usted raíces judías?” fue descargado 10.000 veces en la primera semana tras su publicación. Actualmente está siendo traducido a portugués, italiano e inglés. EFE

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

6 COMENTARIOS

  1. yo soy descendiente de judio y quiero decirles que debemos estar unidos por israel soy de barranquilla colombia todos estamos para hacer una fuerza quiero darle a todos mis compatriotas judios un gran saludo los quiero y necesito su apoyo para que unamos fuerzas en la batalla diaria somos un pueblo ejemplar hermosso grande para toddos debemos ser prosperos en todo salgamos adelante los invito a que me apoyen en las nuevas tareas de mi vida somos uno somos el pueblo judio de israel los amo a todos

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorEl presidente de Irán saludó a la comunidad judía por Twitter
Artículo siguienteIsrael crece como potencia culinaria global