El Códice de Alepo, del que se cree que es la copia superviviente más antigua de la Biblia Hebrea - ha sido reconocido oficialmente por la UNESCO como tesoro cultural.

El Códice, que está en exhibición permanente en el Museo de Israel en Jerusalén, será incluido en la Memoria Internacional del Registro de la Humanidad.

La reciente decisión incluye al Códice en su registro de 300 artículos y colecciones de todo el mundo. El registro ya incluye otros dos artículos de Israel: la Miscelánea Rothschild del Museo de Israel, una colección de manuscritos ilustrados del siglo 15, y las Hojas de Testimonio en el Museo del Holocausto Yad Vashem, que documenta los nombres y las historias de las víctimas del Holocausto.

Escrito en el norte de Israel alrededor de 930 de nuestra era, el Códice tiene una ilustre y nómada. Se introdujo de contrabando en Israel desde Siria hace 60 años, y desde entonces 200 de las 500 páginas originales han desaparecido misteriosamente.

Un premiado libro de 2013 - "El Códice de Alepo: En busca de uno de los más codiciados del mundo, sagrados y misteriosos" - narra su historia.

Las 7.200 páginas de documentos de Isaac Newton, que se almacenan en la Biblioteca Nacional de Israel en Jerusalén, también se añadieron esta semana al Registro de la UNESCO.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorFelicitaciones a nuestra colaboradora Clara Jusidman por formar parte del Proyecto de Constitución Política de la CDMX
Artículo siguienteDescanse en paz el Sr. Alejandro Shapiro Walerstein Z"L