El viceministro de Economía, Golán, se retractó de sus declaraciones del jueves en las que calificó de “infrahumanos” a los colonos judíos que residen en los asentamientos ilegales de Judea y Samaria (Cisjordania), pero mantuvo su diatriba contra ese sector.

Los comentarios de Golán, un general retirado que se desempeñó en el pasado como subjefe del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), contra un grupo de colonos que opera ilegalmente un yeshivá (academia rabínica) en el asentamiento ilegal de Homesh desataron gran indignación en el espectro político.

Incluso algunos de sus aliados políticos lo acusaron de generar divisiones.

“Lamento el comentario, que puede haber incluido una frase problemática. Fue dicha con enojo y eso puede suceder durante una entrevista”, expresó al Canal 12. «Podría haber usado una expresión mejor, como ‘matones despreciables’».

No obstante, Golán defendió la esencia de su argumento contra las acciones de los colonos de Homesh.

“El problema no son mis comentarios. Se trata de una pandilla que daña de manera sistemática y constante a inocentes, daña propiedades y daña a soldados de las FDI y policías, y profana tumbas”, arguyó el viceministro de Economía.

“He combatido al terrorismo palestino toda mi vida. No necesito que me enseñen lo que es, pero creo que el peligro desde dentro es mayor que los peligros desde fuera. Nosotros, los judíos en Israel debemos erradicar este mal”, apuntó Golán, quien ya ha generado polémica en el pasado advirtiendo contra del extremismo de derecha.

La pelotera comenzó cuando Golán, miembro del partido sionista de izquierda Meretz, le dijo al Canal de la Knéset (Parlamento) que la gente que intenta asentarse en Homesh “provoca disturbios en la aldea [aledaña palestina] de Burqa, destroza lápidas: está llevando a cabo un pogromo”.

“Esas no son personas; son gente infrahumana, despreciable… no deben recibir ningún apoyo y deben ser sacados a la fuerza de allí”, manifestó Golan.

El primer ministro, Naftalí Bennett, y la ministra del Interior, Ayelet Shaked, ambos del partido Yamina (Derecha) que busca representar entre otros al movimiento colono, criticaron duramente a Golán.

Bennett declaró ofuscado que los comentarios de Golán fueron “chocantes, generalizadores y al límite del libelo de sangre”. En la misma sintonía, Shaked calificó de “vergonzosas” las expresiones de Golán, e insistió que los habitantes de Homesh son “pioneros” y “amantes de la tierra”. “El yeshivá de Homesh difunde la Torá [Biblia] y la luz que expulsa esta oscuridad”.

Fuentes anónimas del Gobierno citadas por el Canal 12 dijeron que los comentarios de Golán generaban aún más divisiones en la fragmentada coalición.

Por su parte, el ministro de Seguridad Pública, Omer Barlev, un aliado político de Golán apuntó que los comentarios del viceministro de fueron «desafortunados y duros» y que no deberían haberse hecho.

«Tenemos la obligación de evacuar los asentamientos ilegales, esa es la ley, pero entre eso y los comentarios del viceministro, hay una gran brecha», declaró el laborista Barlev, también un ex general de las FDI.

El aumento de la violencia en la zona de Homesh se desató tras el ataque terrorista palestino en diciembre pasado en el que fue asesinado Yehuda Dimentman, un estudiante del yeshivá que opera en el lugar en forma ilegal desde hace quince años.

Las fuerzas de seguridad han demolido dos veces las viviendas improvisadas erigidas ilegalmente desde el ataque terrorista, pero han permitido que el yeshivá permanezca en pie.

Homesh fue uno de los cuatro asentamientos evacuados de Samaria por Israel durante el Plan de Desconexión de Gaza implementado en 2005 por el entonces primer ministro, Ariel Sharón.

Fuenteaurora

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSidney Poitier: Fallece a los 94 años el primer actor negro en ganar el Oscar
Artículo siguienteEl Archivo Fílmico de Israel recopila más de un siglo de material histórico