La invasión alemana de  fue una acción militar de la  nazi encaminada a anexionarse el territorio polaco. La operación técnica, conocida como «Caso Blanco» (en alemán, Fall Weiss), se inició el 1 de septiembre de 1939 y las últimas unidades del ejército polaco se rindieron el 6 de octubre de ese mismo año. Fue el detonante de la  en Europa y acabó con la Segunda República Polaca.

La invasión de fue la primera de las agresiones bélicas que la de Hitler emprendería. El ejército polaco fue fácilmente derrotado, al no poder hacer frente a las superiores tropas germanas que estaban usando su famosa técnica llamada blitzkrieg (‘guerra relámpago’), basada en el movimiento rápido de los blindados y la máxima potencia de fuego brutalmente aplicada. No obstante, la caída de sería acelerada por la posterior invasión por la Unión Soviética el 17 de septiembre y la ausencia de ayuda de sus aliados Reino Unido y Francia.

La Wehrmacht cruzando la frontera polaca el 1 de septiembre de 1939.

La caída de significaría la caída abrupta de los estándares de vida de sus ciudadanos, especialmente de los polacos judíos, muriendo un 20 % de la población polaca existente antes de la invasión durante la ocupación.

Antecedentes

Una vez finalizada la Primera Guerra Mundial, es forzada a renunciar a cualquier tipo de pretensión sobre territorios polacos, si bien los artículos 87 a 104 del Tratado de Versalles establecen excepciones sobre los territorios de Dánzig (que queda como Ciudad Libre de Dánzig amparada por la Sociedad de Naciones), el Territorio de Memel y Prusia Oriental (pendiente de un plebiscito sobre su adhesión a o a ).

Tras el abandono de la Conferencia de Desarme y la Sociedad de Naciones, el siguiente paso de la exterior de Adolf Hitler fue la firma de un pacto de no agresión entre y , que tuvo lugar en 1934. Se trataba de una maniobra que debilitaba las relaciones franco-polacas a favor de los intereses alemanes.

El acorazado Schleswig-Holstein frente a Gdingen el 13 de septiembre de 1939.

El 5 de noviembre de 1937 se celebró una reunión de Hitler con el Ministro de Exteriores Konstantin von Neurath, el Ministro de Guerra Werner von Blomberg y los principales jefes militares. En ella, Hitler establece las líneas a seguir en la exterior alemana destinadas a asegurar el espacio vital (Lebensraum) necesario para la supervivencia alemana. En dicha reunión, Hitler insta a la resolución del problema de las poblaciones germanas fuera del territorio alemán, declarando a Austria y Checoslovaquia como objetivos inmediatos.

En marzo de 1938, se anexiona Austria. Hitler fija su atención en Checoslovaquia y consigue parte de su territorio merced al Pacto de Múnich en septiembre. En marzo de 1939 se produce la ocupación y desmembramiento del resto de Checoslovaquia, así como la recuperación del Territorio de Memel (cedida por el Gobierno lituano). Reino Unido y Francia anuncian su intención de socorrer a en el caso de que sea invadida por Alemania.

Wieluń, 1 de septiembre de 1939.

El 24 de noviembre de 1938, el Jefe del Alto Mando Alemán, Wilhelm Keitel, añade un apéndice a una orden anterior de Hitler sobre la reconstrucción del Lebensraum.

El Führer ha ordenado que además de las tres eventualidades mencionadas en la directiva anterior, se han de hacer también preparativos para la ocupación por sorpresa por tropas alemanas del Estado Libre de Danzig. Para la preparación se han de tener en cuenta los siguientes principios: La primera suposición es la captura inmediata de Danzig aprovechando una situación política favorable, y no una guerra con Polonia. Las tropas que se usen para este objetivo no deben reservarse al mismo tiempo para hacerse con la región de Memel para que ambas operaciones puedan llevarse a cabo simultáneamente si surge la necesidad.

Wilhelm Keitel, Primer Apéndice a la Orden del 21 de octubre de 1938.

En marzo de 1939, el ejército alemán ocupa toda Checoslovaquia, Bohemia y Moravia. se encuentra rodeada de territorios hostiles. Sin embargo, en abril el Gobierno nazi sigue oficialmente buscando una paz negociada con Polonia. Las actas del proceso de Núremberg muestran que, en secreto, los planes para la invasión del país vecino, bautizados como Fall Weiss (‘Caso Blanco’) están ultimándose. Así, el 3 de abril, el Alto Mando de las Fuerzas Armadas alemanas emite la Directiva para las Fuerzas Armadas 1939/40. En este documento se lee la orden de Hitler «Se han de hacer los preparativos de tal forma que se pueda llevar a cabo la operación (Fall Weiss)». El 11 de abril, Hitler firma una nueva orden dirigida a los Estados Mayores en la que se mencionan «los preparativos que se han de hacer […] para llevar a cabo la guerra». Objetivos: defender las fronteras alemanas, Fall Weiss y la anexión de la Ciudad Libre de Dánzig. El 28 de abril, Hitler conmina la restitución de Danzig en un discurso en el Reichstag, así como en un memorándum dirigido al gobierno polaco. Además exige la construcción de una carretera y una línea de ferrocarril extraterritoriales que la uniesen con el territorio alemán. El gobierno polaco acepta la construcción de la carretera, pero no el ferrocarril ni la cesión de Danzig. La tensión diplomática aumenta.

Víctima civil de los bombardeos de Varsovia, 13 de septiembre de 1939.

El 23 de abril Hitler manifiesta su deseo de «atacar en cuanto sea posible», ordenando a Keitel que remita los planes Fall Weiss al Estado Mayor no más tarde del 1 de mayo. Dicha reunión en la Cancillería del Reich está reflejada en las Actas Schmundt. En la misma reunión, Hitler ordena que los planes de invasión sean secretos incluso para sus aliados italianos y japoneses. El 15 de junio, el Estado Mayor alemán tiene listo el plan de invasión. Se programan para el mes siguiente unas maniobras de verano para concentrar tropas en la frontera polaca sin levantar sospechas, mientras que algunas unidades se envían a Prusia Oriental con la excusa de preparar el 25.º aniversario de la batalla de Tanneberg.

El 23 de agosto se firma el Pacto de No Agresión germano-soviético. Este acuerdo es recibido con hostilidad por parte de Francia y Reino Unido. Esta última firma a su vez el Pacto de Ayuda Mutua con el 25 de agosto para el caso en el que cualquiera de los dos países sufriera una agresión. Hitler, que había dado órdenes para que fuese atacada el 26 de agosto, encajó mal la respuesta británica. La contraorden del ataque llegó tarde para algunas unidades, que ya había entablado combate con los polacos. Goebbels difundió la versión de unas escaramuzas fronterizas en Gleiwitz de las que responsabilizó a Polonia.

El 31 de agosto Hitler firma la Directiva de Guerra № 1 en la que se detallan las órdenes de ataque contra Polonia, así como la fecha y hora previstas del ataque. Las órdenes se entregan en mano a sus destinatarios, que las reciben con doce horas de antelación al ataque.

Infantería polaca marchando en 1939.

Comienza la guerra

El más relevante paso fronterizo germano-polaco en la Prusia Oriental, sobre el río Vístula, eran los puentes de Dirschau (actual Tczew polaca), uno carretero y otro ferroviario.

El 28 de agosto Clare Hollingworth como reportera de The Daily Telegraph, mientras viajaba de a Alemania, vio y reportó las fuerzas alemanas reunidas en la frontera con fue la primera en reportar la inminente invasión alemana de Polonia.

Los polacos tenían atenazadas las pilastras con cargas explosivas, que en cualquier momento podían ser detonadas mediante un largo cable tendido por los puentes primero y luego por el terraplén de la ribera derecha hasta unas casetas junto a la estación, donde estaban los mandos.

Exactamente a las 4:26 horas de la madrugada del 1 de septiembre de 1939, 21 minutos antes del bombardeo de la Westerplatte de Dánzig, el capitán Bruno Dilley, al mando de una escuadrilla de la Luftwaffe compuesta por tres bombarderos Junkers Ju 87, descargó en picado y luego en vuelo rasante las bombas necesarias para cortar el cable de detonación y así evitar la destrucción de las obras de ingeniería que impedirían el avance desde la estación de Dirschau del convoy blindado lleno de soldados alemanes y piezas de artillería listos para intervenir en la invasión. Sin embargo, en un golpe de efecto, los ingenieros polacos consiguieron empalmar los cabos del detonador y las estructuras finalmente saltaron por los aires a las 6:30.

Atracado en el puerto exterior de Dánzig desde el 25 de agosto en visita de buena voluntad, el acorazado Schleswig-Holstein es un buque escuela de la Armada alemana. En su interior se oculta una fuerza de asalto de 225 marineros al mando del Kapitänleutnant (Teniente de Navío) Hemingsen. El 31 de agosto, el Kapitän zur See (Capitán de Navío) Kleinkamp recibe la orden de ataque: Y=1.9.0445. Así, en la madrugada del 1° de septiembre, a las 4.47, ordena que sus cuatro piezas de 280 mm y las cinco de 150 mm de la banda de babor abran fuego contra la fortaleza de la Westerplatte, defendida por 180 hombres.

El comandante de la flotilla de submarinos polaca da la orden de ejecutar el plan Worek, y los submarinos comienzan a hostigar a los buques alemanes durante todo el día. A las 05:30 se envió a los Dornier Do 17 a atacar las cercanías del puente de Dirschau, y Varsovia fue atacada ya el primer día, a las 06:00 horas. La Luftwaffe ataca la base aeronaval de Puck, destruyendo el destacamento y perdiendo la vida su Comandante, el primer oficial naval caído de la . A las 06:15 un vuelo de patrulla del Escuadrón III/2 se encuentra sobre Balice (Cracovia) con bombarderos alemanes que regresan tras haber atacado el aeropuerto de Rakowice (Cracovia). A las 14:00 horas es la base de Gdynia la que es bombardeada por Stukas, hundiendo un torpedero y dañando tres buques más.

3 COMENTARIOS

  1. termino de leer el maravilloso libro escrito por Elie Wisel ,,,recomendado ,,toda su historia desde los 6 años que junto con sus padres fueron llevados de Polonia en trenes y,,,la historia de los campos ..Elie Wisel premio Nobel de la Paz

  2. Mi maestro de ingeniería mecánica fue un héroe polaco Lessek Drozss quien combatió en su juventud la invasion a Polonia

  3. La familia Bookzpan ( apellido americanizado )
    Ellos eran de Polonia
    Se reencontraron papá mamá y un hijo en Nueva York otra prima en Québec y ahora quedan los nietos de 80 años
    Mucho dolor en sus vidas causó Hitler

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEntrega Huixquilucan motopatrullas y dos ambulancias a la dirección de seguridad pública y vialidad
Artículo siguienteWhy would you endorse an antisemite and a Jew Hater?
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.