ES GOT fun nekome (God of Vengeance) tiene una de las historias más notables de cualquier drama moderno. Un resumen de Twitter de su historial de producción diría algo como esto: “admirado, traducido, parodiado, criticado, prohibido, procesado, retirado, olvidado, revivido, celebrado”. La puesta en escena actual de New Yiddish Rep brinda al público de Nueva York una rara oportunidad de escuchar la obra en el yiddish original de Asch. Aquí hay una descripción general de la historia de producción rica, compleja y, a menudo, tempestuosa de la obra.

y su esposa Madzhe (también conocida como Matl o Matilda), alrededor de 1906.

con su hija Ruth en Nueva York, alrededor de 1916, poco después de que la familia emigró a los Estados Unidos desde Francia.

  1. El autor

Mi bisabuelo Sholem Asch tenía veintiséis años y era una estrella en ascenso de la nueva ola de la literatura yiddish cuando escribió Got fun nekome en el verano de 1906. El antiguo estudiante de ieshivá había absorbido las últimas tendencias en el modernismo polaco, alemán y ruso y ahora era un escritor europeo cosmopolita. En cinco años, había publicado docenas de cuentos en hebreo y yiddish, y una aclamada novela lírica A shtetl (Un pueblo pequeño). Su primer drama de larga duración, Tsurikgekumen (El regreso), más tarde retitulado Mitn shtrom (Con la corriente), se produjo en 1905 en traducción al polaco en los principales teatros de Cracovia y Varsovia. Una segunda obra, Meshiekhs tsaytn – a kholem fun mayn folk (En la era mesiánica – Un sueño de mi pueblo) fue puesta en escena en ruso por Vera Komissarzhevskayaen 1906. Asch dramatizó los sueños y dilemas de su pueblo, llevándolos a una audiencia internacional. Para muchos europeos, también fue el primer escritor yiddish en revelar la vida judía de un pequeño pueblo en Polonia en toda su variedad, capturando su intensa espiritualidad y romanticismo, así como su miseria y pobreza.

  1. La trama

Yankl Tshaptshovitsh y su esposa Soreh tienen un burdel en el sótano de su casa en un típico pueblo judío polaco. Les ha dado buenos ingresos. Pero la contaminación del burdel ha frustrado su sueño de encontrar una pareja respetable para su hija adolescente Rivkele. Finalmente, el dinero de Yankl ha hablado y el casamentero ha encontrado un joven novio piadoso. Yankl encarga un rollo de la Torá y lo pone en la habitación de su hija para cuidarla. Es hora de cerrar el burdel. Pero, ¿perdonará Dios sus pecados y permitirá que su hija viva una vida digna? La respuesta pronto se vuelve clara cuando vemos a Rivkele bajando las escaleras a escondidas a los brazos de una de las prostitutas, desencadenando una cadena de eventos que hace que el sueño de Yankl se derrumbe. El sexo, la prostitución, el lesbianismo y la profanación de un rollo de la Torá ocuparon los titulares. Pero Got fun nekome también trata sobre la hipocresía social y religiosa, la relación del hombre con Dios y los sueños de los padres para sus hijos. Además de algunos tipos universalmente familiares: un adolescente rebelde, un padre dominante y una madre práctica e ingeniosa.

  1. El estreno

El rumor inicial en torno a Got fun nekome se refería menos a las putas que a las herrs: Herr Reinhardt y Herr Schildkraut. El entusiasmo de estos dos titanes del alemán por la obra de Asch aseguró su sensacional estreno en Berlín en el Deutsches Theatre en 1907. El templo del modernismo teatral del director Max Reinhardtfue probablemente el más respetado de Europa. Asch había visto la puesta en escena de Reinhardt de El mercader de Venecia en 1906 y había sido “transportado a un país de hadas” por la producción y Rudolf Schildkrautel retrato de Shylock devacaciones en Suiza en el verano de 1906, Asch escribió Got fun nekome con Schildkraut en mente para interpretar a Yankl. El estreno en alemán, Gott der Rache, estuvo en el repertorio del 19 de marzo al 8 de septiembre de 1907. El director era el dramaturgo de Reinhardt, Ephraim Frisch, un hablante fluido de yiddish de Stryj en la Galicia austriaca que alguna vez se había formado como rabino. Jugando en el repertorio junto a Got fun nekome estaban Romeoy The Siblings (Die Geschwister)de Goethe, Shakespearede Julieta, y .Revizor The Government Inspector (de Gogol)

  1. Éxito

inicial Got fun nekome fue la primera obra de en yiddish que se tradujo y representó en toda Europa. Desde Berlín, Asch fue directamente a San Petersburgo para el estreno en ruso. Durante los años siguientes, la “obra de burdel” de Asch también se tradujo al polaco, hebreo, inglés, italiano, francés, holandés, checo, sueco y noruego. En 1912, la sucursal de Moscú de la firma de cine Pathé Frères estrenó una película muda de Got fun nekome con títulos rusos. Según el historiador de cine Jay Hoberman, presentaba a dos actores yiddish, Arko y Misha Fishzon, a la cabeza de un elenco mayoritariamente no judío. La película ahora se presume perdida. Pero Got fun nekome encontró su mayor éxito en el escenario yiddish. El destacado actor dramático Dovid Kessler encabezó el elenco del estreno en yiddish de Nueva York, y la obra también fue muy popular entre los grupos dramáticos aficionados en yiddish que florecieron en todo el mundo a principios del siglo XX.

  1. La parodia

Los escritores judíos de Varsovia eran un grupo rival y reaccionaron al éxito desbocado de Asch con tanto entusiasmo como los hermanos bíblicos de José por su elegante abrigo. Dovid Frishman, un renombrado escritor en hebreo y yiddish, decidió que era hora de divertirse a expensas del joven Asch. Dejando de lado proyectos más elevados, escribió una parodia llamada God of Mercy. En la sátira de Frishman, Yankl y Soreh son los padres de un hijo soñador y obsesionado con la Torá llamado Ruvendl. Desesperados por su falta de interés en las chicas, contratan a una niñera joven y atractiva para que lo seduzca, pero esto solo aterroriza aún más a Ruvendl y escapa con sus amigos en la casa de estudio. En lugar de la escena lésbica de Asch, Frishman nos ofrece un pastiche homoerótico. “Dormiremos en una cama todas las noches”, le ruega el compañero de estudios de ieshivá de Ruvendl. “Tu padre nunca se acercará a nosotros… ¿huirás conmigo a una ieshivá lejana?” La parodia apareció en una revista de yiddish de Varsovia en 1908. Más recientemente, Binyomin Weiner tradujo extractos para Pakn treger, la revista del Yiddish Book Center . (Está en la edición de invierno de 1996).

  1. El juicio por obscenidad

Got fun nekome en Broadway debería haber sido el momento de triunfo de Asch. En cambio, se convirtió en una especie de pesadilla. La producción en inglés se inauguró en diciembre de 1922 en el Provincetown Theatre, trasladándose primero al Greenwich Village Theatre y luego, en febrero de 1923, al Apollo Theatre en 42nd Street. Schildkraut protagonizó y dirigió con un elenco estelar que incluía a Morris Carnovsky, Sam Jaffey Lillian Taiz. A instancias de miembros influyentes del establecimiento judío, el productor (y destacado abogado de derechos civiles) Harry Weinberger y el elenco fueron arrestados el 6 de marzo y acusados ​​de “anunciar, dar, presentar y participar ilegalmente en un acto obsceno, indecente, inmoral y drama o juego impuro”. Se declararon inocentes. Los debates sobre la obra arreciaron en la prensa, con Constantin Stanislavsky, Eugene O’Neill, Frank Crane y Jewish Daily Forward editor Abraham Cahan , todos saliendo en defensa de Asch. La ACLU rechazó la solicitud de Weinberger para ayudar a financiar la apelación, pero él ganó de todos modos y anuló el veredicto después de una batalla de dos años.

  1. Actores

Asch fue un entusiasta actor aficionado en su juventud, y con Got fun nekome creó algunos de los papeles más intensamente teatrales del repertorio yiddish. En algún momento de sus carreras, casi todas las grandes estrellas del yiddish interpretaron uno o más de los papeles principales: Yankl, el dueño del burdel, Soreh, su esposa, su hija adolescente Rivkele y Manke, la prostituta. Rudolf Schildkraut no solo creó el papel del padre en el estreno en alemán, sino que lo interpretó en yiddish e inglés durante las siguientes dos décadas. El aclamado y admirado actor soviético Shloyme Mikhoels interpretó a Yankl en Moscú, al igual que Maurice Schwartz en Estados Unidos y de gira. Mark Meyerson, un actor de actores, hace mucho tiempo olvidado, fue famoso por sus interpretaciones de Yankl en Varsovia en la década de 1910. Luba Kadison y Stella Adler compartieron escenario como Rivkele y Manke en la producción del Yiddish Art Theatre de Schwartz mientras que, para la legendaria Vilna Troupe, las actrices Leah Noemi y Sonia Alomis interpretaron a Soreh y Manke respectivamente.dijo que la actuación de Joseph Buloff en 1930 como Reb Eli, el intermediario, New York Times “hace que la audiencia se quede boquiabierta y se retuerza con un asombro encantado que se acerca al éxtasis”.

  1. Censura

Got fun nekome mantuvo ocupados a los censores en muchas ocasiones, a menudo con resultados ridículos. En 1923, la célebre Vilna Troupe llegó a Londres y se produjo un típico juego del gato y el ratón. La sinopsis en inglés de una sola hoja de “Venganza” enviada a la Oficina de Lord Chamberlain, que emitió permisos para todas las representaciones teatrales profesionales en todo el país, no mencionaba un burdel. Yankl era ahora “el encargado de un cabaret bajo” con “chicas de cabaret” en el sótano. El censor aprobó la obra, con una fuerte advertencia sobre “la escena del cabaret”. El Sunday Express envió a un reportero al Pavilion Theatre, Whitechapel, y generó una gran cantidad de indignación, atronando, “nunca se ha representado nada como esto en Inglaterra”. El Lord Chambelán se encogió de hombros (“¿Qué más podríamos hacer? Aquí nadie entiende el yiddish”) y canceló la obra después de cinco funciones. God of Vengeance fue prohibida por última vez en Londres en 1946 por consejo del rabino jefe adjunto, quien la describió como “ofensiva… sórdida… y repulsiva”. El propio Asch retiró su obra ese mismo año. Ciudad de México, advirtió a la empresa que no procediera, diciendo que “la situación descrita en la obra está fechada y ya no existe”.

  1. Revivals

En los últimos años, Got fun nekome – junto con An-sky’s Der dibuk (The Dybbuk): se ha convertido en una de las obras de revividas con más frecuencia del yiddish moderno. Entre las producciones notables que he visto, New Yiddish Repdemuestra que todavía hay una audiencia ansiosa por escuchar el yiddishclásicos en el mame-loshn (incluso un La ventisca de nieve de Manhattan no pudo mantener alejada a la gente la tarde que fui).1999 Todo Con Nada , utilizando la nueva traducción de Caraid O’Brien, fue un triunfo y una revelación. La acción se desarrolló en la plataforma go-go en Show World, un local de striptease recién cerrado en un sórdido laberinto de un edificio en Times Square. La sala de espejos de techo bajo hizo el escenario perfecto para el interrogatorio intransigente de Asch sobre los motivos detrás de los tratos que hacemos con nosotros mismos y con los demás. Más recientemente, el director de yiddish rumano Andrei Munteanu trajo su visión grotesca y recortada de la obra al Teatro Judío de Varsovia. El conjunto angular de madera se parecía tanto a un andamio como a una casa, y la producción de Munteanu entregó una serie de giros de estilo noir. La simkhe [celebración] de Yankl atrajo un desfile de ladrones de los bajos fondos de los callejones, encabezados por una madrina tuerta de la mafia en silla de ruedas. Y, cuando comenzó la obra, el cadáver de una de las niñas fue lavado ritualmente, antes de ser escondido sin ceremonias debajo de la mesa del comedor familiar cuando se escucha a los visitantes acercarse a la casa.

  1. Reelaboraciones

Los dramas poderosos son como buenas melodías de jazz: invitan a riffs creativos y tributos artísticos. En los últimos veinte años, Got fun nekome se actualizó, revisó, adaptó y reelaboró ​​casi tantas veces como se representó en el original. Los ganadores del premio Pulitzer, Donald Margulies y Paula Vogel, se han comprometido con la obra de formas muy diferentes. La adaptación de Margulies (vista por primera vez en Seattle en 2000) ambienta la obra en el Lower East Side en 1923, con un padre que llegó a los EE. UU. como un “huérfano escuálido sin nada”.de Paula Vogel Indecent utiliza fragmentos del original de Asch en una exploración mucho más amplia de la autoría, el poder del en general y el mundo perdido del yiddish en particular. En otra adaptación reciente, Padre misericordioso está ambientada en el Manchester de la posguerra en un mundo donde el sexo telefónico ofrece un modelo de negocio más moderno que la prostitución. Al explicar su inspiración, Hadari dice: “En ese momento vivía en el norte de Manchester, la comunidad judía ultraortodoxa más grande de Europa, y un día pasé por la ventana de un quiosco donde vi una tarjeta que anunciaba trabajadoras sexuales telefónicas. La noción de un negocio de sexo telefónico en medio de este vecindario tan vertical se quedó conmigo”.

 

Citas

MLA STYLE

Mazower, David . “10 cosas que debes saber sobre Dios de la venganza“. Proyecto de Digital Yiddish, febrero de 2017, https://web.uwm.edu/yiddish-stage/10-things-you-need-to-know-about-god-of-vengeance