Diario Judío México - El 10 de marzo de 1867 nació , fundadora del movimiento de enfermeras comunitarias y poderosa fuerza para la reforma a principios del siglo XX. Su visión y activismo tuvieron un gran impacto no solo en la pública de , y globalmente, sino también en la misma naturaleza de la relación de la sociedad con sus miembros más débiles.

Wald nació en Cincinnati, Ohio. A pesar de que su familia pertenecía a la sinagoga reformista B’rith Kodesh, no eran religiosos observantes. Lillian nunca escondió sus orígenes o simpatías por los judíos, pero se mantuvo universalista sobre sus sentimientos.

A los 22 años comenzó a  estudiar en el Colegio Hospital de Enfermería de Nueva York y luego de graduarse empezó a asistir al Colegio de Medicina de Mujeres de la ciudad. Sin embargo, en 1893 su destino cambió.

Mientras enseñaba enfermería en un colegio de inmigrantes, uno de sus estudiantes necesitaba asistencia y la llevó a su humilde hogar. Desde ese momento Lillian decidió dejar la escuela de medicina y, junto con una colega, Mary Brewster, se mudó a un cuarto en el Lower East Side, donde organizó un asentamiento de enfermeras. Años más tarde cambió el nombre a Henry Street Settlement, el cual se desarrolló rápidamente en una organización de enfermeras visitadoras que proveía servicios holísticos a clientes de centros del distrito y en sus hogares.

El apoyo que obtuvo provino principalmente de filántropos alemanes judíos como Jacob Schiff y Betty Loeb.

FuenteItongadol
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorWIZO San Diego te invita a sus actividades de marzo 2020
Artículo siguienteMédicos palestinos se capacitan en Israel para combatir el coronavirus