Diario Judío México -

Lea, piense, argumente, apoye o contradiga estas afirmaciones pero no se quede inerme ante lo sucedido.

1. ¿En qué es este holocausto diferente a todos los demás genocidios?

2. ¿Fueron los alemanes los únicos asesinos?

3. ¿Es el holocausto “especial” porque mataron a judíos?

4. Y los judíos, ¿nos dejamos matar como borregos?

5. ¿Fue el levantamiento del Ghetto de Varsovia el único que hicieron los judíos?

6. ¿Pero que los judíos no aprendieron a luchar en Israel?

7. El Levantamiento del Ghetto se celebra todos los años en Polonia, ¿verdad?

8. ¿La fecha judía del día del levantamiento corresponde a Yom Hashoa?

9. ¿Por qué tener Yom Hashoa, Día del Holocausto y Día del Levantamiento?, ¿no son todos iguales?

10. ¿Hay algún ejemplo que ilustre de manera dramática todos estos eventos y los convierta en una realidad palpable al día de hoy?

1. ¿En qué es este holocausto diferente a todos los demás genocidios?

El Holocausto no es un genocidio más, el holocausto es la primera vez en la que de una manera tan metódica, tan productiva, se asesina programadamente a tanta gente y se beneficia tanto a los asesinos que su reproducción futura es no solo factible sino ‘apetecible’ para múltiples corporaciones.

El Holocausto fue un negocio del que participaron – y se beneficiaron- en orden de importancia todas las empresas alemanas, suizas, estadounidenses y europeas en general a tal grado que su repetición, país por país, se llevó a cabo para el beneficio económico de estas corporaciones y los gobiernos locales.

Mas importante aún es entender que el ser humano (blanco o negro, judío o cristiano, hombres / niños y todos por igual se convierten en materia prima de una enorme red de producción en línea donde cada quien “aportaba” lo que tenía (pertenencias materiales, marcas, tecnologías, y as nivel más personal ropa, lentes, cabellera, piel, órganos, etc.)

Si Hitler no hubiera invadido Rusia, los capitalistas de Francia y Europa en general se hubieran conformado con seguir siendo ocupados si esto les seguía produciendo utilidades. Si Japón no hubiera atacado Pearl Harbor, los capitalistas americanos hubieran hecho lo imposible por evitar el conflicto con Alemania a la que veían como socia, cliente y aliada en contra de los rusos. Si esto hubiera pasado, los judíos hubieran sido exterminados pero los campos no se hubieran cerrado -producían demasiadas utilidades- por lo que hubieran seguido funcionando con otros grupos (eslovacos, latinos, morenos, negros, etc.) porque su exterminio no era algo personal, era “tan solo” un negocio tan buen negocio que de ahí surgen y/o se refuerzan los grandes conglomerados IGFarben, BMW, Mercedes, Ikea, Siemens, UBS, Credit Suize, Ford, IBM, etc.)

No es pues sorprendente que en Abril de 1944, cuando Hitler ya estaba perdiendo la guerra los húngaros – sus aliados- viendo venir el final se apresuraran a arrestar y expulsar a 600,000 judíos que murieron en menos de un año dejando un gran beneficio económico a Hungría (Alemania pagaba por cada persona que se enviaba a Aushwitz) eso sin contar propiedades, negocios, arte, cuentas bancarias, seguros no pagados.

No es de sorprenderse que solo al terminar la guerra la IBM traslado sus oficinas centrales de Birkenau a Praga y que los trenes siguieron funcionando hasta el último día dando prioridad no a transportar soldados alemanes de regreso a Alemania (lo que implicaba un costo) sino a transportar prisioneros a los campos (lo que conllevaba una utilidad económica).

Comparar el Holocausto con otros genocidios es sentimentalmente correcto pero matemáticamente equivocado. Es como comparar un huracán con una llovizna. Ambos son de agua y aire pero no hay comparación en el impacto y el resultado.

Quizás algún día esta fecha sirva para recordarle a Europa no solo lo que sucedió sino el hecho de que ya están hechos las “blueprints” para su reproducción.

Aushwitz no fue un centro de asesinato, fue el punto neurálgico de una “cadena de producción” que incluyo más de 44,000 campos de todo tipo, que engullo a 20,000,000 de personas cuyo trabajo, piel, órganos, huesos, propiedades, todo fue comercializado para beneficio de los criminales y sus cómplices.

Aushwitz va a resurgir – con otro nombre- si el mundo no entiende su veredera magnitud

Mas importante aún es que Cuando uno ve lo que los sobrevivientes y sus descendientes han hecho en electrónica, medicina, economía, etc. no puede más que entender que esta fue una guerra entre la inmoralidad y la ignorancia contra el conocimiento y la ciencia y el humanismo.

2. ¿Fueron los alemanes los únicos asesinos?

Absolutamente NO.

Los alemanes tienen el “honor” de ser los directores, los inventores y coordinadores del proyecto.

Sin ellos nada hubiera sucedido pero por otro lado, sin la anuencia – y en muchos casos complicidad – de las autoridades eclesiásticas (el caso extremo es de Eslovenia donde un Obispo era el Presidente y fue el primer país que inicio los asesinatos en masa) que por temor a la “ola roja” (los rusos, comunistas y socialistas) o por conveniencia económica vieron el Hitler el mejor de sus aliados.

A estos dos grandes pedestales del Holocausto hay que agregar a los gobiernos locales de toda Europa con excepción de Dinamarca todos los cuales colaboraron feliz y gustosamente con los alemanes en muchos casos tan salvajes y sanguinarios que hasta los alemanes se asombraron (como en el caso, entre otros de Lituania, Ucrania, Grecia, etc.)

Así pues, la lista de asesinos es un listado del who is who de la “sofisticada” Europa

En Francia, donde todos los judíos creían ser parte de la Republica por la que habían luchado, los judíos se encontraron en la misma triste situación – o peor – que en Polonia donde los alemanes no tuvieron que hacer nada contra los judíos, los franceses, igual que los Polacos, Lituanos, Estonios, Letones, Ucranianos, Eslovacos, Húngaros, Rumanos, Griegos, Austriacos, Bielorrusos y Rusos persiguieron, arrestaron, expulsaron y asesinaron a las comunidades locales.

La guerra contra las comunidades judías de Europa fue dirigida por los alemanes, aceptada – cuando no impulsada- por las autoridades clericales, y fue impuesta por las autoridades locales tanto las pro-nazis como las ‘neutrales’ quienes veían en el antisemitismo todo tipo de beneficios ideológicos desde la “unión” de sus pueblos tras los lideres antisemitas en nombre de la religión hasta los que los usaron como fuente de ingresos ( Los alemanes pagaban por cada judío que era enviado a los campos de exterminio, la policía local se robaba sus ropas, los gobiernos locales se quedaban con sus casas y empresas -por pequeñas que estas fueran – y distribuían los trabajos que quedaban vacantes entre seguidores leales que no calificaban para las plazas pero servían para consolidar el régimen.

Nadie podía imaginarse una confabulación de esta magnitud (todo el mundo ganaba algo en la persecución de las minorías – menos claro los perseguidos) y nadie podía creer que todos participaran con tanta “eficiencia” y sangre fría.

Y de todos modos, desde la Guerra civil Española donde las brigadas internacionales y el Bund llevaron la bandera judía al frente de la oposición al fascismo (en este caso representado por el franquismo apoyado por la iglesia católica) hasta todos los bosques europeos donde los movimientos de partisanos tenían siempre una cantidad de judíos que superaba con mucho su porcentaje de la población local (en Francia supero el 50% y en Lituania, Letonia y Estonia eran casi el 80%)

Hasta el día de hoy, los únicos que han reconocido su absoluta complicidad con los alemanes son los franceses.

Y si bien esto no ayuda en nada a las víctimas por lo menos separa a los franceses de los austriacos – que ni recuerdan que hubo guerra-, los suizos que siguen guardando las cuentas de quienes al morir en Aushwitz y otros campos no pudieron presentarse en Berna con los certificados de defunción que hasta la fecha piden los bancos suizos a los descendientes sobrevivientes para poder entregarles los depósitos de sus abuelos o padres que los bancos suizos tienen bien resguardados en sus cajas fuertes, o los Húngaros o Griegos que ya tienen nuevamente partidos nazis en el gobierno afirmando que todos los problemas de sus países son culpa de los judíos ( a pesar de que casi todas sus poblaciones fueron exterminadas ) y ni hablar de Lituanos, Estonios y Letones que consideran a los judíos sus enemigos por haber luchado contra la Alemania que venía a salvarlos de los Rusos.

3. ¿Es el holocausto “especial” porque mataron a judíos?

Para nada, lo que pasa es que por su propia trayectoria los judíos guardaron, escribieron, documentaron lo que sucedió en mayor detalle que otros grupos. Desgraciadamente los gitanos, testigos de Jehová, homosexuales, socialistas, anarquistas, comunistas, etc. no documentaron todo lo que a sus gentes les paso y eso hace parecer que el Holocausto fue solo contra los judíos pero en realidad, si bien toda la propaganda y el mayor esfuerzo fue dirigido contra ellos (los judíos) por estar representados en todos los países de Europa, ser claramente identificables por su obscuro color de piel, pelo y ojos cuando no vestimenta e idioma de ninguna manera fueron los únicos y de haberse logrado un armisticio entre las partes o haberse prolongado la guerra unos meses más, los siguientes grupos – ya habiendo sido pre-seleccionados por los alemanes hubieran mantenido funcionando la línea de producción literalmente, con su propia sangre.

En occidente hubieran seguido los eslavos y en oriente los chinos seguidos por los latinos cuyo mestizaje ofendía a Hitler y cuyos recursos naturales atraían a los industriales alemanes.

4. Y los judíos, ¿nos dejamos matar como borregos ?

Es curioso notar que habiendo muerto en Aushwitz varios cientos de miles de prisioneros rusos – entre muchos otros- solo los judíos organizaron levantamientos armados. Si en Aushwitz, Treblinka, Maydanek, Sobibor y tantos otros campos y Ghettos los judíos se levantaron en armas.

¿Por qué entonces ocultarlo?

Porque a todos les convenía hacerlo así.

Mientras “el pueblo” estuviera convencido de la pasividad de los judíos la masa estaría dispuesta a atacarlos esperando recompensa material y ningún riesgo físico.

Cuando los judíos pudieron responder los atacantes huyeron o se desbandaron.

Pero además los judíos no solo lucharon como judíos sino que además representaron un % muy por encima del que les correspondía demográficamente en el número de partisanos en los ejércitos de defensa en los países donde las autoridades locales estaban más que contentas con la ocupación alemana; es más, en el contexto de los ejércitos aliados, los judíos representaron – nuevamente porcentualmente- un número mucho mayor que el de cualquier otro grupo.

Me atrevo a afirmar que sin los judíos no hubiera habido levantamientos armados contra los alemanes (la propia Varsovia tardo más de un año después del levantamiento en el Ghetto de Varsovia en reunir el valor para hacer su propio levantamiento y solo lo hicieron porque creyeron que los rusos, que estaban cerca, correrían en su ayuda y aun entonces, con armas proveídas por los aliados, con apoyo americano, con Alemania ya en plena derrota su levantamiento fue aplastado en unos días – el del ghetto duro más de un mes -.

5. ¿Fue el el único que hicieron los judíos?

Hay quienes creen que el fue el único, o el primero, o una de los pocos levantamientos armados judíos y sin embargo ese no fue más que uno más de los muchos levantamientos que hubo en Ghettos, campos de exterminio y claro bosques y poblados donde los judíos lucharon, con lo que tenían contra los alemanes y sus cómplices locales.

Entre muchos otros recomendamos el libro “Jewish Resistance ” que documenta en casi 1000 páginas en letras pequeñitas, muchos – mas no todos- los movimientos de resistencia y levantamientos contra los alemanes y eso sin contar los miles de actos de resistencia pasiva, intelectual que eran tan o más difíciles de implementar como los ataques armados.

6. ¿Pero que los judíos no aprendieron a luchar en ?

Esta afirmación es tan ridícula que quisiéramos ignorarla pero desgraciadamente hay quienes creen que solo en los judíos se han defendido ignorando quizás que estos mismos luchadores de los Ghettos y los bosques europeos viajaron literalmente por cielo mal y tierra para acudir a la defensa de en su guerra de independencia.

La mitología de la “muerte como borregos” acomoda y sienta bien a ciertos sectores de la sociedad israelí que para justificar sus posiciones quieren hacer creer que todo lo “bueno”, lo “valiente” lo “nuevo” del judaísmo proviene de ese país.

Afortunadamente no es así. Ni los judíos europeos murieron como borregos ni los otros son superhéroes. La realidad está en alguna zona intermedia.

Hoy en día un israelí normal esta más entrenado en el uso de armas que un judío de otras nacionalidades pero esto no se debe a que es israelí, se debe a que sus vecinos no le permitirán perder ni una guerra so pena de ser exterminados. O sea, como cualquiera podría concluir, se debe a las circunstancias, no al carácter.

Es más, yo diría que judíos europeos como Golda Meir, Beguin, Felix Zandman todos “humildes” judíos ashkenazim son tan heroicos como sus contrapartes israelíes y me atrevería a afirmar que si pudieran, muchos de los israelíes quisieran ser “menos heroicos” y vivir en paz.

7. El levantamiento del Ghetto se celebra todos los años en Polonia, ¿verdad?

MENTIRA. Este año por primera vez Polonia incluye el levantamiento del ghetto de Varsovia en sus fechas nacionales. ¿Por qué hasta hoy?
Porque para celebrarlo tienen que reconocer que no lo apoyaron, que los judíos, luchando contra los alemanes cuando estos aun no perdían ni una batalla lograron resistir más tiempo que la ciudad de Varsovia que se levantó contra los alemanes solo hasta 1944 y solo cuando los rusos ya estaban cerca y que aun así no pudo resistir a las derrotadas tropas alemanas más que unos días cuando los judíos – sin la ayuda ni de la población local, ni de las autoridades locales ni mucho menos del gobierno polaco en el exilio- lucho y detuvo a los alemanes (que usaron, infantería, tanques y aviación contra ellos) por más tiempo y provocaron más muertos entre ellos.

Porque no conocemos bien la historia: El problema de la historia:

Los judíos europeos, como ya se ha ido documentando cada vez más claramente se encontraron en el centro de la vorágine del enfrentamiento entre dos movimientos dictatoriales, la Alemania fascista y la Rusia Estalinista.

Durante la guerra los fascistas los persiguieron, al terminar la guerra desde el Pogrom de Kishinev -provocado por el retorno de unos cuantos sobrevivientes de los campos hasta 1968 cuando Gromyko los acuso – a pesar de que estaban muertos – de ser los enemigos del comunismo polaco los comunistas provocaron que todas sus luchas, resistencia y en ocasiones simple existencia fueran negadas.

Además, en Occidente también se bloqueó la información porque mientras en oriente éramos los capitalistas, en occidente éramos los comunistas y celebrar o recordar algo positivo era inconcebible dado que éramos el enemigo todo lo cual sumado al profundo odio de Ben Gurion a la diáspora en general y a la Europeo-Oriental con su idioma milenario en particular provoco la leyenda de que no éramos más que borregos que nos dejamos matar.

A pesar de que la guerra de independencia de se benefició de los miles de refugiados que desde Europa Oriental llegaron a sus playas – a pesar del bloque británico- para tomar nuevamente las armas para defender sus vidas y ahora el naciente Estado, la leyenda Bengurionista se preservo para presentarnos como victimas inermes incapaces de defendernos fuera de las fronteras de ese Estado porque así convenía a los intereses de un país que necesitaba -desafortunadamente- justificar su existencia a un mundo que no le ha dado la bienvenida

Afortunadamente la leyenda está siendo superada por la realidad.

El levantamiento en el Ghetto de Varsovia fue el más grande – no el más exitoso ya que ese honor corresponde primero al levantamiento de Sobibor que libero el campo en su totalidad seguido del de Treblinka que provoco el cierra total de ese campo y el levantamiento de las desnudas de Aushwitz que lograron destruir el crematorio 3 y así salvar la vida de miles de personas.

El de Varsovia fue el más público, el más notorio, el que marco la desaparición final del hasta entonces orgulloso judaísmo ashkenazi que no ha logrado reponerse hasta la fecha, el levantamiento del que todos tenían informes y nadie movió un dedo – la lista de pretextos es enorme, la realidad es que a nadie le importaba ayudarlos y nadie se beneficiaria del triunfo o salvación de estos luchadores judíos.

Jewish resistance in Nazi-occupied Eastern Europe: With a historical survey of the Jew as fighter and soldier in the Diaspora

Un libro de 970 páginas y letra muy chiquita para documentar muchos – mas no todos- los levantamientos armados que contra los alemanes y los gobiernos locales hicieron los judíos

Por otro lado la imagen de victimas sumada a la de “borregos” creada en los primeros años de la postguerra servían igual para reforzar la necesidad de la creación y mantenimiento de un Estado que solo en fechas recientes ha sido adoptado por las comunidades judías que, a pesar de todo lo sucedido, no veían en el nuevo Estado una solución practica a sus problemas comunitarios o sus disyuntivas como individuos y menos aún como ciudadanos de sus respectivos países y que aún hoy en día, no tienen ni pensado abandonar sus países para integrarse como ciudadanos al nuevo Estado sin que esto demerite de ninguna manera ni al nuevo Estado Israelí ni a los judíos que prefieren no ser israelíes – por lo que, crear la imagen mítica de un judío “siempre victimado” reforzó y justifico la creación y sostenimiento del Estado.

8. ¿La fecha judía del día del levantamiento corresponde a Yom Hashoa?

NO. Las fechas a recordar y su significado verdadero:

El Día Internacional de conmemoración a las víctimas del Holocausto:

Celebrado el 27 de Enero el día de la liberación de Aushwitz por el ejército soviético permite al mundo ‘recordar’ a las victimas sin tener que mencionar su complicidad en el crimen

Honramos su memoria, recordamos su liberación, pero no mencionamos la participación activa y los beneficios que de este crimen obtuvieron empresas, gobiernos, empresarios podría ser el subtítulo de esta conmemoración la cual ni siquiera sirve para que en la propias Naciones Unidas que la establecieron, se imponga la verdad ante las afirmaciones de Ajmedinayan y otros de que el Holocausto nunca sucedió.

Yom Hashoa:

Esta fecha fue seleccionada – prácticamente al azar por las autoridades israelíes para recordar a las víctimas del Holocausto fuera del contexto de la fecha real del Levantamiento del Ghetto que de acuerdo con el calendario judío se realizó la noche del primer seder de Pesaj

Estoy seguro que algunos se ofenderán pero la realidad es que viéndose Ben Gurion como el Moisés moderno y a Europa como la Egipto contemporánea, la festividad de Pesaj debía mantenerse “virgen” para que su relación ancestral entre diáspora e no se viera cuestionada.

Es curioso porque muchos pueden ver en Egipto todas las fases de una revolución, de un levantamiento contra la opresión (milagros divinos dejados al margen) que culminaron con la creación de un Estado Judío en Cannan y podrían haber pensado que recordar y celebrar el Levantamiento en la noche del primer seider solo hubiera reforzado esa imagen. Así debería ser pero no es. Yom Hashoa es una fecha arbitrariamente seleccionada por el gobierno Israelí – en su derecho incuestionable de hacerlo así- para servir de memoria a esa nación -siempre unos días antes del día de la Independencia y de las consecuencias que tendría el perder una sola guerra en el cercano oriente actual pero no es, de ninguna manera, una fecha ligada directamente con el ni con ningún acto de resistencia en Europa

9. ¿Por qué tener Yom Hashoa, día del Holocausto y Día del Levantamiento?, ¿no son todos iguales?

Porque es necesario dar a cada grupo, país o familia el entorno necesario no solo para recordar sino para aprender de la historia y encontrar la inspiración para trabajar activamente en contra de su repetición.

Así, Hungría celebra – a partir de este año- el 16 de Abril, día del Holocausto en Hungría – 16 de Abril de 1944, el día en que se iniciaron las deportaciones desde Hungría

Los Israelíes y quienes quieren unirse a sus celebraciones utilizan Yom Hashoa como preámbulo para Yom Hazikaron y Yom Hatzmaut

Los judíos no israelíes que desean mantener su autonomía como judíos seguirán celebrando el 19 de Abril que les permite remitirse a sus raíces (ashkenazim y sefaradim por igual) porque el 19 de Abril es probablemente – no probablemente, seguramente – el único día en el que se recuerda a las víctimas y se celebra su valor, su prestancia y su sobrevivencia.

Varsovia no fue la primera, fue la de mayor duración, ¿fue un fracaso? duró más que Varsovia, más que Francia, más que Europa sin Inglaterra y Rusia.

10. Hay algún ejemplo que ilustre de manera dramática todos estos eventos y los convierta en una realidad palpable al día de hoy?

Absolutamente, el Ejemplo de Felix Zandman, por sus múltiples y curiosos vértices históricos es único en cuanto a que une en una sola vida, la de Felix, en una sola cadena de eventos (la de Vishnay, su compañía) la historia de este periodo, la recuperación de lo robado por los industriales alemanes (en este caso Siemens a la familia de Rotheneau – Telefunken- en una sola experiencia con su memoria de haber sido salvado por católicos, y de haber salvado a muchos israelíes sino al mismo con sus inventos y tecnología.

Un “humilde” judío ashkenazí de Grodno, bajito, de habla Yiddish, orgulloso de su origen y de su suerte que, en su vida, ilustra este periodo.

Este video no es corto, ni siquiera “divertido” pero los invito a todos a verlo para con el concluir la memoria de este el 70 aniversario del disfrutando del sabor de la revancha, de la victoria final de lo que debió haber sido una guerra perdida hace 70 años.


Felix Zandman personaje del año de Diario Judío

Y para concluir piense Usted:

1. ¿Cómo sería el mundo en general, y el mundo judío en particular si la segunda guerra hubiera sido eso, solo una guerra y si no hubiera pasado el holocausto?

2. ¿Cuántos inventores, doctores, filósofos y políticos (buenos y malos) habría o cuantos de los que hay, nunca se hubieran dado de haber seguido una vida rutinaria.?

3. y en Vishnay, en Polonia, ¿qué hay ahí ahora que ya no tienen a sus “odiados” judíos?

4. ¿Qué les quedó después de quedarse con sus casas, sus terrenos, sus hogares de 1000 años de antigüedad?

5. Y claro, usted, que idioma hablaría hoy, en donde viviría, a que se dedicaría o mejor aún: ¿qué les va a ensenar a sus hijos para que sepan enfrentar a los gobiernos fascistas del futuro?

Y de muestra un botón:

De no haber sido por el antisemitismo polaco, quizás Polonia, y en particular el pueblo de Hrubiezsow serían el Silicon Valley de la actualidad:
http://www.tabletmag.com/scroll/129988/did-poland-invent-the-pc?utm
_source=tabletmagazinelist&utm_campaign=52a775a9c4-4_18_2013

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

5 COMENTARIOS

  1. Atreverse con realidades y pensamienos personales devenidos de una prolija lectura de tiempos harto difíciles para los judíos todos: Propios de tu condición DE ATREVERTE Y DE TU TRAYECTORIA.
    Muchos se sentirán “atacados” , ofendidos, dolidos.
    Otros – como yo- no dejarán de sentir un sentimiento de impotencia y profunda tristeza, por todos aquellos que fueron víctimas de la locura nazi. Porque de ahí provenimos, enteros, quebrados, humillados y un poco huérfanos. 
    Tuve el privilegio de que mi abuela y mi madre me relataran sus experiencias de vida en una Polonia antisemita- antes aún- del advenimiento del nazismo, su huida, su terror.
    Y NUNCA TUVE DUDAS QUE SI EL NAZISMO PROSPERÓ DE FORMA TAN EXTENDIDA, FUE PORQUE MUCHAS NACIONES LO AUTORIZARON. ¡CONVENIENCIA ECONÓMICA!
    ¡ESTOY DE ACUERDO CON TU DESCARNADA COLUMNA, DANIEL! ¡Y OLVIDASTE MENCIONAR “ESOS BARCOS ATESTADOS DE JUDIOS” A MERCED DE LENGUAS DE OCÉANOS: ¡¡QUE VARIOS PAÍSES SE NEGARON A RECIBIR!! Y ESOS JUDÍOS A BORDO: MURIERON POR FALTA DE SOLIDARIDAD!!
    ¡UN GRAN NEGOCIO “LOS JUDIOS FUERON”! SIN DUDA. Y TODOS SACARON “SU RÉDITO”. ALGUNOS CON MÁS ÉXITO, OTROS SE CONFORMARON CON LOS DESPOJOS: ¡COMO OSCUROS  CUERVOS!
    ¿CUERVOS SOBREVOLANDO JUDÍOS NUEVAMENTE?
    YO DIRÍA QUE SÍ. Y SON DEMASIADOS. Y ESTÁN AL ACECHO. RECARGADOS Y HAMBRIENTOS.
    mirta s. kweksilber

  2. El pasado lunes 8 de abril se celebra en Israel (y en el seno de las comunidades judías del mundo) “Yom HaShoá vehaGburá”, el Día del Holocausto y el Heroísmo. ¿Nos hemos equivocado de fecha? ¿Acaso el Día Internacional del Holocausto no es el 27 de enero? Pues no. Los judíos recordamos el Holocausto en estas fechas, en homenaje al heroico alzamiento del gueto de Varsovia del 19 de abril de 1943, del que en pocos días se cumplirán 70 años. En realidad, en aquel terrible 1943 la fecha coincidía con la Pascua judía, Pesaj, y su relato de liberación inspiró a quienes desde hacía tiempo oponían una resistencia activa a los nazis (mayoritariamente, los grupos sionistas de izquierda) y ante los rumores de una pronta liquidación del gueto, es decir, la aniquilación de sus habitantes. Dada la coincidencia de fechas, las autoridades israelíes decidieron hace años postergar la celebración hasta después de Pesaj, justo una semana antes del Yom HaZikarón, el día en recuerdo de los caídos en las guerras de Israel en la víspera de Yom HaAtzmaút, el Día de la Independencia.

    Por el contrario, la fecha del 27 de enero establecida por Naciones Unidas en recuerdo del Holocausto (y la memoria de los crímenes contra la humanidad) se basa en el día de 1945 en que las tropas soviéticas abrieron las puertas de Auschwitz y comprobaron con sus propios ojos el horror que más de un emisario judío había denunciado ante las autoridades mundiales y las potencias aliadas, que no hicieron NADA por aliviar su sufrimiento (por ejemplo, bombardeando o saboteando las líneas férreas que conducían a la mayor fábrica de muerte de la historia). Allí apenas encontraron a unas decenas de enfermos incapaces de emprender las terribles “marchas de la muerte” con que los nazis trasladaron a última hora al resto de internos a otros campos más cercanos a Alemania, utilizándolos a modo de escudos humanos ante posibles bombardeos. Por lo tanto, no “liberaron” Auschwitz, ni ningún otro enclave del horror, sólo fueron testigos.

    Por extraño que parezca, el mundo dedica su día de memoria a los testigos más que a las víctimas, mientras que Israel y los judíos del mundo lo hacemos a los asesinados y nos enorgullecemos de que, a pesar de lo políticamente incorrecto que resulte recordarlo, no fuimos “conducidos al matadero como corderos”, sino todo lo contrario. No hubo durante la Segunda Guerra Mundial ningún pueblo más movilizado: más de medio millón de soldados judíos en el ejército soviético (muchas veces voluntarios en los peores frentes), casi otro tanto en el estadounidense, decenas de miles alistados voluntarios en la Brigada Palestina (que así se llamaba el ejército de judíos que combatían bajo la estrella de David a las órdenes del ejército británico), en los ejércitos del exilio de Francia y Polonia, en los grupos partisanos, en el interior de los guetos y aún entre los “trabajadores” de los campos de la muerte (encargados de limpiar las cámaras de gas y los crematorios). En total, más de un millón y medio de personas movilizadas para un pueblo sin tierra ni armas propias con no más de 18 millones en el mundo, un tercio de los cuales sería masacrado, y otra parte en países lejanos de Sudamérica y más. ¿Por qué entonces resulta tan difícil a las naciones señalar este día, el de un levantamiento, el de una rebelión sin ninguna posibilidad de triunfar frente a los tanques nazis, como el más adecuado? ¿Quizás porque quedaría en evidencia que nadie hizo nada por nosotros? ¿O porque quizás la analogía con la actitud activa en defensa de Israel sería obvia?

    Cuando la opinión pública escribe o muestra algo relacionado con la Shoá, parece querer decirnos: esos sí que eran judíos buenos: víctimas dóciles, corderos de Dios. Pero esa es una imagen distorsionada por siglos de cristianismo. Los judíos buenos somos los queremos vivir y luchamos por ello, aunque nos persigan, nos odien de forma irracional e intenten eliminarnos. O sea todos.

    Shabat shalom

    Jorge Rozemblum

    Director de Radio Sefarad

  3. La tarea que nos presentas en este artículo, es INMENSO ,diría Yo “Titánico” Ojalá te respondan las personas a quienes te diriges.

    En lo particular, creo que sabes que todas éstas preguntas nos las plantearon en el Movimiento Juvenil “Hashomer Hatzair”, y lo discutimos ampliamente, Nos educaron así. ¿No Sería, más fácil dirigirse a todas las Tnuot, templos, Congregaciones, Escuelas, Instituciones Educativas e Universitarias, para que les hagan éste examen a sus respectivos alumnos ?.

    Un Abrazo Muy Fuerte , Yaasher Koaj.

    SHALOM UBRAJÁ .

    Beilke.

  4. Este artículo es una clase completa, yo diría una cátedra. Lo voy a conservar y a usar en clase. Gracias. A gutn shabes.

  5. Si bien muchas de sus afirmaciones me resultan cuestionables otras, como la influencia ideológica de Ben Gurion en la imagen del judaísmo europeo se queda corta.

    En el artículo que le adjunto sobre el diario de Reuben Ben-Shem -uno de los pocos diarios del Ghetto escrito en hebreo ya que como seguramente sabe casi todos fueron escritos en Yiddish- la autora reclama la necesidad de publicarlo porque, argumenta, la maquinaria ideológica de Bedn Gurion quiere hacer parecer que en el Levantamiento solo participaron judíos sionistas de izquierda cuando en realidad, como lo documenta este diario, la derecha, representada por Betar, estuvo claramente presente en igualdad de condiciones lo cual prácticamente nadie sabe debido a la distorsión inicial.

    http://www.tabletmag.com/jewish-arts-and-culture/books/129585/our-lost-warsaw-ghetto-diary/2

    Otro diario, el de Ringelboim, http://diariojudio.com/bin/kiosko/index.cgi?Operation=ItemLookup&ItemId=848873073X que fue el diarista oficial del Ghetto y cuyos originales están siendo apenas encontrados y rescatados de donde fueron enterrados (los primeros estaban en el sótano de Mila 18, oficina central del Levantamiento) documenta la participación no solo del Betar y otros grupos sionistas sino también del BUND y otros grupos socialistas no sionistas y eso sin mencionar muchas otras obras entre las que destaca la de Vladke, traducida del Yiddish al español en México http://diariojudio.com/bin/kiosko/index.cgi?Operation=ItemLookup&ItemId=B009MGLTL2

    Seguramente, con paciencia y lectura, la verdad superara la deformación ideológica jugada con este periodo tan diferente de la historia de los judíos como comunidad y como ciudadanos de sus países.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorCumple 75 años el Goilem moderno (Superman)
Artículo siguienteEl cáncer del maltrato
Como reportero ha escrito para los principales diarios de México, incluyendo Excelsior, Novedades, UnoMasUno y las principales revistas mexicanas. Sus reportajes internacionales han sido reproducidos por O Globo en Brasil y La Nación en Argentina. En televisión, fué reportero para 60 Minutos y Hoy Domingo, condujo su propio programa y ha producido incontables programas de radio y televisión con gran éxito. Fué Director de Noticias Internacionales para Telesistema Mexicano hoy Televisa. Como reportero y productor de radio, ha recibido numerosos premios, incluyendo el reconocimiento al "Mejor Programa Cultural de Radio en México" en dos ocasiones. Ha sido catedrático para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Iberoamericana. Sus libros han sido usados como libros de texto. Para Internet, ha creado importantes sitios web como SaveTheMusic.com y con su experiencia en comunicaciones, noticias y producción, trae a la mesa las habilidades necesarias para lanzar World Media Networks y su primera red, Hispanopolis.com; el primer centro hispano de contenido multimedia.