Diario Judío México - Un millar de soldados de ocho países y dos países imaginarios luchando entre sí, ha sido el mayor ejercicio aéreo internacional que se haya celebrado en y durará dos semanas. Un oficial de alto grado de la Fuerza Aérea Israelí expresó: “Este es un evento de primordial importancia política estratégica para nosotros”.

El ejercicio aéreo más grande jamás realizado en : “Bandera azul”, un ejercicio internacional organizado por la FAI en la zona de la Aravá en el sur de , comenzó a principios de esta semana con los primeros vuelos de “entrenamiento” y alcanzará su punto máximo en los próximos días. Decenas de aviones de combate, helicópteros y vehículos aéreos no tripulados de ocho países lucharán entre sí en partes clave del ejercicio, y la Fuerza Aérea declaró que fue el entrenamiento internacional más grande que se haya celebrado jamás en , el evento aéreo más grande celebrado en el mundo este año.

Esta es la tercera vez que organiza un ejercicio semejante, que se realiza una vez cada dos años. Además de , participaron en el ejercicio pilotos y aviones de la Fuerza Aérea de EE.UU., Alemania, Polonia, Francia, Italia, Grecia e India, y alrededor de 1,000 participantes tomarán parte en las maniobras durante dos semanas, incluyendo 100 aviones y aeronaves, entre ellos, aviones de la Fuerza Aérea Italiana, el Euro Fighter de la Fuerza Aérea Alemana y el Mirage de la Fuerza Aérea Francesa, y los aviones de combate de las otras fuerzas aéreas, incluyendo modernos aviones israelíes como el F-15 y F-16.

מטוסי יורו פייטר גרמניים המשתתפים בתרגיל הבינלאומי (צילום: שאול גולן)
Aviones de combate alemanes Euro-Fighter participan en el ejercicio internacional (Foto: Shaul Golan)
מיראז' 2000 צרפתי בגיחת "חימום" לפני התרגיל (צילום: שאול גולן)
El caza-bombardero Mirage 2000 en un ejercicio de “calentamiento” antes del ejercicio real (Foto: Shaul Golan)
חילות אוויר משמונה מדינות משתתפים בתרגיל (צילום: שאול גולן)
Pilotos de las fuerzas aéreas de ocho países participan en el ejercicio (Foto: Shaul Golan)
אף-16 של חיל האוויר האמריקאי (צילום: שאול גולן)
F-16 de la Fuerza Aérea de los EE. UU. (Foto: Shaul Golan)

La mayoría de los aviones se alojan durante el ejercicio en la base aéra de la fAI “Ovdá”, y los soldados extranjeros se alojan en hoteles cercanos a Eilat. Oficiales de la Fuerza Aérea Británica y los representantes de los ejércitos extranjeros de Austria y otros países llegaron a para presenciar el ejercicio como observadores, en su calidad de futuros candidatos a participar en el próximo ejercicio, que se llevará a cabo dentro dos años.

El ejercicio incluye alrededor de 100 incursiones por día y alrededor de 1,000 incursiones en total. Los vuelos se realizarán en grupos mixtos según los países, pero con estructuras orgánicas por país. Por ejemplo, un grupo que contenga cuatro aviones estadounidenses se acostumbrará a luchar junto con cuatro aviones de combate griegos. En los ejercicios pequeños, seis aviones luchan contra otros seis aviones de otro país. En los principales ejercicios de entrenamiento, han sido preparados simulacros para representar combates aéreos en los que los pilotos luchan cada uno contra los demás combatientes en el escenario programado, lo que aegura que en cada momento habrán unos 20 aviones en el cielo, para asegurar que los pilotos de una misma nación luchen entre sí. Los pilotos se comunican entre sí en inglés, de acuerdo con los protocolos de seguridad de la OTAN.

Apreciar el nivel de cada piloto en relación con los demás

“Es interesante ver diferentes enfoques para resolver el mismo problema”, dijo un alto oficial de la FAI. “Este es un evento internacional con importancia política estratégica para , y cada país ha adaptado escenarios que nos resultan más interesantes, una experiencia real para ver la forma en que maniobran los Euro Fighter y fijar nuevos objetivos. Entrenamos lo más cerca posible a casos reales en situaciones de guerra, y en este ejercicio, podemos apreciar mejor la calidad de los pilotos y los soldados en relación con los demás”.

El brigadier general Amnon Ein-Dar, jefe del destacamento de la fuerza aérea en el Comando de la Fuerza Aérea, dijo que “el ejercicio crea un protocolo de comunicaciones en caso de que se presente una situación real en el futuro y necesitemos colaborar conjuntamente algún día, y el ejercicio es una declaración sobre la importancia del papel que cumple Israel en la región”. Cada país que participa en el ejercicio financia su parte. Los preparativos para el ejercicio duraron aproximadamente un año y son el punto más alto en la capacitación de la FAI en los últimos dos años.

EJERCICIO AEREO “BLUE FLAG” – “BANDERA AZUL” ‘ descripción

 (צילום: שאול גולן)
(Foto: Shaul Golan)

 (צילום: שאול גולן)
(Foto: Shaul Golan)
 (צילום: דובר צה"ל)
(Foto: Shaul Golan)

Los ejercicios aéreos incluyen escenarios genéricos y no operativos de un enemigo determinado y emplean técnicas de combate aéreo contra una serie de amenazas nuevas y clásicas: desde batallas aéreas tradicionales, mediante el lanzamiento de municiones desde decenas de kilómetros desde el objetivo hasta el enfrentamiento con drones enemigos, evitar situaciones en las cuales los aviomes sean descubiertos por baterías antiaéreas enemigas y liquidar esas baterías. El escuadrón más interesante en el ejercicio es sin duda los aviones y las tácticas de enfrentamiento preparadas por el escuadrón “rojo” de la FAI, que en estos ejercicios simula ser el enemigo: a cada piloto de combate en el escuadrón “Rojo” se le asigna un nombre árabe y se le dan datos de inteligencia simulando conceptos de combate enemigos. Sus pilotos se ven obligados a planificar y ejecutar misiones en las que pongan de manifisto sus cualidades particulares para derrotar a lospilotos de los escuadrones “Azules”.

Los responsables de la administración del ejercicio determinaron que cada uno de los lados tendría su propio pequeño e imaginario estado: El estado “Halcón” en el lado azul y el estado “Nueva Guerra” en el lado rojo. Cada fuerza despega desde su propio “estado” para atacar, perseguir y destruir objetivos y posiciones en el estado contrario, tales como bases aéreas e importantes objetivos terrestres. El escuadrón Rojo incluye escuadrones de soldados de infantería cuya tarea es camuflar sus propias instalaciones terrestres para dificultar las tareas del lado Azul. Además, al lado Rojo se le asignó una verdadera batería de misiles “Patriot” para realizar simulacros en los cuales puedan identificar e interceptar y derribar de forma metódica a las fuerzas del lado Azul. Por supuesto que los aviones azules, por consiguiente, deben intentar evadir y escurrirse del radar avanzado del sistema ” Patriot”, por ejemplo, volando a baja altura. El comando de la FAI responsable de condicior estos ejercicios no dio lugar que se otorguen “descuentos” a ninguna de las partes, ni siquiera a los pilotos que no pertenecen a la FAI, y tampoco a los pilotos “Rojos” que derriben aviones de guerra israelíes en el lado Azul durante los ejercicios.

"אמירה על חשיבות ישראל באזור". תא"ל עין-דר (צילום: שאול גולן)
“Una manera de declarar la importancia que tiene Israel en la región”. El General de Brigada Ein-Dar (Foto: Shaul Golan)

“Los reporteros extranjeros nos formularon repetidamentee preguntas sobre este tema”, dijo un alto funcionario de la FAI. “Fue emocionante y significativo ver a los pilotos alemanes en sus aviones “Euro-Fighter” aterrizando aquí en Israel con la insignia de la cruz gris que simboliza a la Luftwahffe de la Fuerza Aérea de Alemania. Fue muy emotivo. Estas no son fuerzas aéreas insignificantes que han llegado al ejercicio, sino más bien las principales fuerzas centrales del mundo. Aquí no hay una coalición de facto para luchar juntos y atacar objetivos mañana por la mañana. Todo el mundo está interesado aquí en ver cómo podemos enfrentarnos y derrotar el terror y cómo vencer a los drones enemigos. El ejercicio tiene una representación femenina relativamente limitada: dos pilotos femeninos de la FAI israelí y un número similar solo en la delegación francesa.

Los propios pilotos extranjeros, al igual que los pilotos anfitriones, se aferraron con celo a las páginas con los mensajes preparados con anterioridad para mantener las conversaciones con los periodistas, y repitieron declaraciones como “aprendizaje y estimulación mutua”. Los representantes de la fuerza aerea Hindú, por ejemplo, dijeron que llegaron al ejercicio para aprender de la experiencia de combate de sus colegas en el otros países, y el oficial alemán Bohmer dejó en claro: “Me siento muy honrado de volar junto a lo pilotos de otras fuerzas aéreas aquí en Israel y es genial poder volar y practicar en un entorno internacional. Tenemos mucho que aprender en este lugar, entrelazar experiencias y comparar las ventajas de los aciones F-15 con las ventajas de nuestro “Euro-Fighter”. Recibimos una cálida bienenida por parte de los habitantes en Eilat, que nos vieron en el hotel con nuestros uniformes, hicieron preguntas y nos desearon éxito en los ejercicios aéreos”.

Publicado en Yediot Achronot el 8 de noviembre 2017
Traducido y elaborado por Yoram Bar-Am, escritor, publicista, traductor e intérprete profesional independiente para Diario Judío de .

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorSalomón Chertorivski garantiza que conectará las cámaras de seguridad exterior al sistema de seguridad de la capital
Artículo siguienteLas deudas que no pueden pagar los mexicanos…a propósito del buen fin
Yoram Bar-Am, traductor profesional independiente, miembro de la asociación de traductores e intérpretes de Israel (ITA), con residencia en Tzur Ygal, Israel. Posee experiencia acumulada superior a 30 años en la traducción, interpretación y publicación de textos y documentos legales, comerciales, técnicos, médicos, diplomas y certificados personales. Los servicios de traducción e interpretación incluyen acompañamiento de comisiones comerciales y diplomáticas y servicios de traducción simultánea y/o consecutiva ante los tribunales en Israel y el extranjero.