Diario Judío México - El Gueto de Varsovia fue el mayor símbolo de la resistencia judía alnazismo.

No obstante Casa de la Historia y de la Memoria de Roma confirma que 1.397.000 judíos combatieron contra el nazismo. Integrados en los distintos ejércitos de Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Soviética, Canadá o Australia. A lo que se suma los levantamientos y guerrilas, etc.

Toda una brigada judía se integró en la invasión de Normandia con los franceses.

En el levantamiento de Varsovia unos 7.000 judíos murieron combatiendo. Otros 6.000, asfixiados bajo los escombros. Y unos 40.000 fueron enviados a Treblinka. Pero 71 años más tarde, el levantamiento del Gueto de Varsovia, sigue siendo uno de los mayores símbolos de la resistencia a la opresión.

Sin embargo, fueron 30.000 los judíos de Palestina quienes decidieron enrolarse en el Ejército del Reino Unido, país que operaba en dicha zona como administrador territorial, previo mandato de la extinta Sociedad de Naciones al final de la Gran Guerra (1914-1918).

Según explica la muestra, en septiembre de 1939 la “Agencia Judía para ” ofreció al primer ministro británico, Neville Chamberlain, “el total apoyo de la colectividad judía”, lo que dio comienzo a una serie de negociaciones para formar una fuerza combatiente hebrea.

En un primer momento, el Reino Unido rechazó esta propuesta pero, sin embargo, los líderes locales judíos ya habían iniciado una campaña de reclutamiento a la que se adhirieron 30.000 voluntarios de una población total de 550.000 judíos asentados en territorio palestino.

En un primer momento, los judíos palestinos fueron integrados en el ejército británico para aportar su conocimiento en ámbitos técnicos como la cartografía o la ingeniería, o para ofrecer su mano de obra en el traslado de víveres o tanques con agua potable a la línea de batalla.

“Su papel fue extraordinario porque había tropas especializadas conformadas por ingenieros que reconstruían puentes y calles y acompañaban al ejército británico en su camino de liberación”, refirió Migliau.

La exposición ilustra con una serie de planos y paneles que los primeros desembarcos en Europa, en la isla italiana de Sicilia, se produjeron en agosto de 1943 por parte de la pequeña compañía de cartógrafos “20ª Map Depot”.

La creación de un cuerpo militar judío se produjo, finalmente, en septiembre de 1944, cuando los británicos aceptaron la constitución de la conocida como “Brigada Judía”, “una unidad militar independiente con su propia insignia” de fondo albiceleste y con la estrella de David, la bandera del venidero Estado de (1948).

La comisaria especificó que este cuerpo estuvo formado en sus inicios por 5.000 voluntarios y que, tras un periodo de adiestramiento, protagonizaron en 1945 la batalla contra los nazis del río Senio, en la septentrional Rávena a orillas del Adriático, de la que salieron victoriosos.

Una batalla decisiva a juicio de Migliau ya que, según señaló, permitió a los Aliados avanzar hacia el norte de Italia y, por consiguiente, hacia la Europa central.

En la exposición se recuerda con especial ahínco el papel de estos judíos palestinos en la liberación de Roma.

Fue en dicha ciudad donde, tras su toma entre el 4 y el 5 de junio de 1944, asumieron “la difícil tarea de reactivar las instituciones” de la comunidad hebrea, muy presente en Roma desde tiempos inmemoriales y diezmada mediante su deportación a campos de exterminio nazis de diferentes países europeos.

“Aún muchas personas recuerdan sus camiones con la estrella de David por las calles romanas, donde reabrieron las sinagogas, crearon escuelas de hebreo o formaron profesores”, dijo Migliau.

En definitiva, según concluyó la comisaria, los voluntarios hebreos y la Brigada Judía contribuyeron a la histórica y decisiva liberación de Roma y “devolvieron de este modo la vida a la comunidad judía italiana”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

1 COMENTARIO

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.