Diario Judío México - cayó ante Nabucodonosor II, el rey del Imperio de Babilonia, en esta fecha en 597 a. C., después de un asedio de cuatro meses, según las Crónicas de Babilonia, un conjunto de tabletas que actualmente posee el Museo Británico. Nabucodonosor saqueó la ciudad y el Templo y deportó al rey judío y su corte, junto con una parte sustancial de la población de la ciudad de 10,000, en el transcurso de una década. “Ninguno quedó excepto las personas más pobres de la tierra”, informa el libro bíblico 2 Reyes 24: 13-14. Siguieron unos setenta años de exilio judío en Babilonia, con la ley y la práctica judías cayendo en desorden, hasta que Ciro el Grande permitió su regreso bajo el liderazgo de Ezra el Escriba.

“Junto a las aguas de Babilonia / nos acostamos y lloramos por ti, Sión. . . ” —Salmo 137