Se dice que Spinoza , 1633-1677, cuando falleció a los 44 años tenía una biblioteca de unos ciento sesenta libros-tomos-volúmenes y su ataúd costó 18 florines.

Indican las fuentes que apenas nadie asistió a su entierro, en esto lo imitó después el gran Leibniz, el gran genio enciclopédico, creativo y no solo interpretativo, que hasta dónde sé y conozco ha dado el mundo. Creativo en docenas de temáticas y disciplinas. Todavía, parece ser, que la gran sistematización y capacidad de trabajo alemán, todavía no han terminado con publicar-imprimir sus obras completas, según tengo entendido.

Decíamos que en el entierro de Spinoza, ni siquiera fueron los gatos, porque posiblemente, en ese mes de febrero haría mucho frío en la Haya. Cierto es, que debido, según algunos a su panteísmo-racionalismo radical, lo que hoy denominaríamos una mezcla de ambos movimientos anteriores con agnosticismo o ateísmo o quizás, precursor del deísmo, que ya hizo famoso Voltaire. Sea por lo que sea, indican, que la intelectualidad luterana, católica y judía, pues no lloró demasiado su muerte.

Cuestiones.

Cosa que nunca he terminado de entender con el intelecto, ni comprender con la voluntad, si prácticamente, Spinoza, no publicó nada antes de fallecer, solo un libro, ya que la edición completa o casi completa, la realizaron los amigos ya fallecido, ya que no era un profesor de universidad en su tiempo, ya que era una persona que vivía, más bien regular que bien, de pulir lentes de vidrio o de precisión, cómo es que tenía tantos adversarios, pongamos este término-palabra-vocablo más suave-debilitado.

Con el tiempo, Hegel y el idealismo reivindicó, hasta dónde sabemos, la figura de Spinoza, y por tanto, fue el bisabuelo de muchos movimientos que se produjeron en el siglo XVIII-.XIX, quizás su famosa Ethica demostrada según el orden geométrico, título tomado de la traducción latina Ethica more geométrico demonstrata que siempre se ha indicado que copió la metodología del viejo alejandrino y matemático Euclides, pero aplicándolo a la filosofía, ya que este es una minienciclopedia filosófica, dónde se sintetiza los grandes tratados filosóficos, de filosofía, metafísica, ética.

Diríamos que en esta obra, hace una síntesis, nadie se rasgue las vestiduras, de algunos rasgos, dejémoslo, con este término débil, de la cultura judía y de la cultura cristiana y de la filosofía cartesiana. En cierto modo, intentó encontrarse a sí mismo, definirse a si mismo en la sociedad y la humanidad…

Nunca he entendido, ya lo he indicado, porqué tanta aversión a esta persona-personaje-pensador-filósofo, en su vida, corta vida, que estuvo instalándose de un lugar a otro, no tanto como su maestro Descartes, pero si con distintos cambios de vivienda, quizás, huyendo de unos y de otros. Porqué su misma hermana, intentó arrebatarles su herencia legítima, porqué esa condena tan radical dada por las autoridades de la comunidad judía, que prohibía, ya que existían dos tipos de condenas en el judaísmo de su época. La suya, si mis datos son ciertos, prohibía que el resto de judíos comerciasen con él. Es decir, condenarlos al hambre, teniendo en cuenta, que en su comunidad religiosa, todos se compran sus productos y servicios esencialmente unos a otros.

Tampoco he entendido, que un casi joven, entrando a la edad adulta, aunque fuese un librepensador, y todos los adjetivos que quieran, que ya algunos he incluido, tuvo que sufrir un atentado a espada, que no murió debido por la rapidez de reflejos, la juventud supongo, y por la capa, hizo que el lance rompiese, según indican la tela.

Conclusión

Pero lo que no entiendo, menos aún comprendo, incluso aunque apoyase, parece ser, un bando del tinglado civil o sociopolítico de su época y de su tiempo, que ahora no vamos a mencionar, porqué dicen, si es que es cierto, que llegó un informe de las actividades de Spinoza en su Haya a la Inquisición Española en España.

¿La gran pregunta, pero qué trascendencia tenía un pensador o filósofo, exiliado interior u ostracismo interior, por decirlo de alguna manera, de las tres grandes comunidades religiosas de su tiempo, que entonces era mucho más que fe o interpretación religiosa, era diríamos el mundo social? ¿Por qué y para qué y cómo ya la Inquisición Española, supongo por alguna entidad que estuviese en los actuales Países Bajos, empezó a interesarse por esta figura…?

¿Y, alguien, que malvivía de pulir lentes, fue capaz de tener cierta importancia para los órganos de inteligencia de su época, qué será hoy, en relación con los intelectuales y pensadores y filósofos, esos oficios, que dicen-sienten-piensan la mayoría de la sociedad, solo están ahí, un poco de adorno, y que solo saben hablar de todo, pero que en el fondo no saben de nada, porque al final no producen casi nada…?

Se habla mucho de que Wittgenstein fue enfermero en la segunda guerra mundial, maestro de escuela en un lugar apartado de Centroeuropa, jardinero en un monasterio, no me acuerdo ahora, si de franciscanas o benedictinas, pero también fue catedrático en una de las grandes universidades de su época. Me pregunto si hoy, alguien que se dedique a pulir lentes, léase cualquier oficio manual de los miles existentes, que fuese un pensador-filósofo, mejor o peor, sería aceptado por la comunidad universitaria de la Filosofía. Y, y eso que hemos progresado tanto, tanto en derechos humanos y dignidad de todas las personas…

FuenteMi ciudad real

1 COMENTARIO

  1. Todos los grandes científicos modernos, incluyendo a Einstein, han sido lectores de Spinoza. En sus ideas están implícitas la relatividad y la mecánica cuántica. Su Ética es evolucionaria.
    Prefirió renunciar a una cátedra universitaria, antes que renunciar a sus convicciones; y se dedicó a pulir lentes para que otros vieran. Murió de silicósis a muy temprana edad.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior24 de octubre de 1935: Asesinan al famoso criminal Dutch Schultz
Artículo siguienteEl poder mágico que tiene la sanación del alma