Diario Judío México - No es secreto para nadie que ese país multiétnico y pluricultural como lo expresa su Constitución Política desde su artículo Primero, está pasando por un momento muy convulso durante éste Gobierno de Unidad Nacional. Debido a una serie de factores sociales, políticos y económicos que evidencian no solo un déficit fiscal que ya se ha vuelto casi insostenible, sino también una serie de conductas calificadas incluso por el mismo Presidente Carlos Alvarado, como atípicas de ésta Nación y su idiosincrasia.

La serie de situaciones como el incremento de la violencia, crimen organizado, corrupción dentro de la función pública, narcotráfico y flujos migratorios en demasía, han golpeado las raíces más profundas de la identidad nacional, donde se despertaron sentimientos que siempre han estado ahí, como lo son la y el racismo, junto con el antisemitismo más que solapado que se vive a lo interno de ésta República católica, apostólica y romana.

Así que éste pasado sábado 18 de agosto hizo historia, pero no por las muestras de diálogo y paz a las que tienen acostumbrados a los observadores internacionales de la mencionada democracia; sino más bien por la toma de tres puntos sumamente representativos de su capital, siendo éstos el Parque de la Merced, el Parque Central y la Plaza de la Cultura, por más de 500 personas armadas con pasamontañas, bombas molotov, cuchillos y machetes, para no solo manifestarse contra de la migración desproporcionada de nicaragüenses que vienen huyendo del despotismo del Gobierno de los Ortega-Murillo, sino además, frente a todo aquel que estuviera a favor de respetar la libertad, igualdad y fraternidad de éste país multiétnico y pluricultural.

Por ello tomen nota especialistas en el tema, la idiosincrasia de es muy particular y ahora también, está regida por grupos de (neo nazis que encabezaron la marcha, junto con anarquistas y barras bravas) que organizaron la revuelta desde las redes sociales la cual, terminó con la detención de 44 personas y el cierre de los mencionados parques y plazas que ahora, son custodiados por la policía debido a los disturbios provocados y la agresión a la gente que transitaba por los mencionados puntos focales.

Desde un principio ésta manifestación se autoproclamó pacífica pero posteriormente culminó, con tales agresiones y violencia que fue necesaria la intervención de la policía y un mensaje en cadena nacional desde Casa Presidencial del Ministro de Seguridad, junto a una convocatoria de emergencia por parte de un Comité Interministerial al respecto, e incluso un llamado del Presidente de la República a la calma y al diálogo.

Por otra parte la misma Defensoría de los Habitantes, ha solicitado al Gobierno del Presidente Carlos Alvarado, pedir apoyo a la comunidad internacional, reconociendo su incapacidad institucional para lograr resguardar la vida, libertad e integridad de las personas nicaragüenses, las cuales se encuentran aquí en condición de refugiados, frente a éstos hechos de que desde una visión critico-filosófica de ésta idiosincrasia, no se perciben ajenos a la historia y realidad de .

Diferentes medios de comunicación, se han dado a la tarea de denunciar que las mismas autoridades de policía, les impidieron tomar fotos y declaraciones a los grupos de manifestantes, amenazando a la prensa con quitarles las cámaras y montarlos en las patrullas. Así que debemos repensar que es lo que ésta ocurriendo en ésta democracia representativa de todas y todos, pero sin dobles discursos y menos, amedrentando a quienes son testigos de que la de antaño, ha quedado en el pasado y ahora estamos frente a una nueva República que no escapa a los embates de la globalización, violencia generalizada y discriminación que permean a todos los que vivimos aquí.

Para finalizar debemos hacer un llamado a estar vigilantes, debido a que los mismos manifestantes han propuesto otra concentración éste lunes 20 de agosto en las inmediaciones del Parque Nacional la Sabana en el centro de la capital, San José, donde la policía ya expresó que estará resguardando la seguridad de los participantes y demás transeúntes que se sitúen ahí.

(Especial para el Diario Judío.com de México.)

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorEl comandante IRGC de Irán Soleimani publica una imagen de la explosión de la Casa Blanca
Artículo siguienteSe cumplen 25 años de los acuerdos de Oslo
Licenciada en Filosofía de la Universidad de Costa Rica, UCR, especializada en identidad nacional costarricense; ética; y comunicación social. En la actualidad investiga sobre los judíos sefardíes en Costa RIca. Además tiene estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa RIca y trabaja como consejera en razonamiento jurídico en una firma de abogados. Publica artículos en El Semanario Universidad, de la Universidad de Costa RIca, en esefarad.com, revista argentina en internet sobre cultura sefardita y ha publicado en el diario La Nación de Costa RIca. Es Poeta. Publicó poemas en la Revista Tópicos del Humanismo de la Universidad Nacional, UNA, en el Semanario Universidad de la UCR y en el diario La Nación. Forma parte de la Junta Directiva de la Ong Instituto para el Desarrollo, la Democracia y la Ética, IDDE.