Diario Judío México - , el primer judío en el espacio, nació en Irkutsk, Siberia, en esta fecha en 1934. Fue elegido en 1960 para ser uno de los primeros cosmonautas de la Unión Soviética, pero el descubrimiento de su origen judío (su madre, un médico , era judío) lo mantuvo en tierra como un miembro de la tripulación “de respaldo” durante ocho años, hasta el lanzamiento de la misión Soyuz 5 el 15 de enero de 1969.

El vuelo incluyó la transferencia de sus dos tripulantes a Soyuz 4 en una cita orbital. Volynov casi se quemó durante el aterrador reingreso de su cápsula a la atmósfera de la Tierra. Sus paracaídas también se desplegaron solo parcialmente, y una falla de los retrocohetes de aterrizaje suave causó un aterrizaje duro que rompió algunos de sus dientes.

Volynov fue galardonado con las medallas Héroe de la Unión Soviética y Orden de Lenin, pero no voló de nuevo durante casi siete años, y la historia de su problemático vuelo se mantuvo en secreto hasta mucho después de la ruptura de la URSS. Su segunda misión, a bordo de Soyuz 21, también sufrió complicaciones de reentrada y aterrizaje, pero todos a bordo sobrevivieron a la terrible experiencia. Volynov es un experto en el mecanismo de sentido del equilibrio del oído interno y en los efectos de la radiación, el confinamiento y la ingravidez en las tripulaciones de vuelo espacial.

“No había miedo sino un deseo profundo y muy claro de vivir cuando no quedaba ninguna posibilidad”. —