Diario Judío México - Columbia, , 1894 – Estocolmo, 1964) Matemático estadounidense, fundador de la cibernética. Hijo de un profesor de lenguas eslavas emigrado a Harvard, fue un niño extremadamente precoz que a la temprana edad de dieciocho años obtuvo un doctorado de lógica matemática en Cambridge (Reino Unido), donde estudió con Bertrand Russell y Godfrey Harold Hardy.

Luego viajó a Alemania para seguir estudiando en la Universidad de Gotinga, en la que fue discípulo de David Hilbert. Tras fracasar en su intento de enrolarse en el ejército y combatir en la Primera Guerra Mundial, en 1919 el Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT) le propuso organizar y estructurar un departamento de matemáticas.

Científico de múltiples intereses, en la década de 1920 participó, junto con Stefan Banach, Eduard Helly y John von Neumann, en el desarrollo de la teoría de los espacios vectoriales; más tarde orientaría su atención hacia las series y las transformadas de Fourier y la teoría de números. Por esa época se interesó asimismo por aportaciones como el «Autómata Ajedrecista», una máquina capaz de efectuar mates sencillos creada por el inventor español Leonardo Torres Quevedo.

En los años cuarenta elaboró los principios de la cibernética, teoría interdisciplinar centrada en el estudio de las interrelaciones entre máquina y ser humano y que en la actualidad se encuadra dentro del ámbito más general de la teoría de control, el automatismo y la programación de computadoras. En 1947 publicó el ensayo Cibernética o control y comunicación en el animal y en la máquina. Se interesó por la filosofía y por la neurología como áreas del saber fundamentales para la cibernética.

Así pues, más allá de convertirse en ciencia, la cibernética abría un campo de reflexión interdisciplinar que aportaba distintos criterios a numerosas áreas de la . En este sentido, en el avance de la construcción de autómatas y, sobre todo, en el desarrollo de la informática, se erigió en uno de los grandes precursores de la era digital con la que se inaugura el siglo XXI.

FuenteBiografias y Vidas
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorDescanse en paz el Sr. Rafael Esses Dayan Z”L
Artículo siguienteGevalt en nuestras estrellas